TRUMP

2ª. Parte

“Uno de los mejores medios para luchar contra el culto
de Trump es seguir usando la verdad, esperando que las
dudas que tanto molestan a la parte posterior de las
cabezas de sus fanáticos pueda colapsar algún día,
con el peso de los hechos y la verdad.”
Sonali Khohatka

A todos ha sorprendido el fenómeno Trump. Se trata del presidente número 45 de los Estados Unidos que aspira ha reelegirse en menos de 40 días. En esta radiografía del verdadero Trump, en dos partes, presentamos en la primera sus orígenes en una familia de sobrados recursos en NY, su paso por una escuela militar en su adolescencia, cómo se libró de tener que servir en las fuerzas militares, los peligrosos rasgos de su personalidad y de cómo ha utilizado la TV, y libros para promover la imagen de un hombre invencible, creativo, y lleno de ideas brillantes. En la parte final de la primera parte, describimos cómo incursionó en la política con un mensaje de odio y división que tomó por sorpresa al establishment político americano. En esta segunda parte, abordamos cómo utiliza a los latinos como chivos expiatorios, explicamos por qué al menos una tercera parte de los hispanos lo apoya, a pesar de ser atacados por él, de cómo fue la intervención de Rusia y Cambridge Analytica a favor de su campaña, y terminamos anticipando los matices que tendrá el juicio de la historia sobre Trump.´

LATINOS…LOS ENEMIGOS
Muchas de las mentiras de Trump encuadran la necesidad de crear en la psique de sus partidarios a un enemigo y ese rol lo juegan los inmigrantes. Principalmente los latinos son los chivos expiatorios de cuanta frustración exista en esta nación. La famosa “barda” es un símbolo caricaturesco de cómo se puede mantener a una nación aislada de lo malo.

LATINOS POR TRUMP
¿Cómo explicar entonces votantes de origen inmigrante hispano, mexicanos, apoyándolo ahora todavía más que en su sorprendente elección original? Buena pregunta con respuestas malas.
Todos los inmigrantes en esta nación pasamos por procesos de culturización donde nuestra identidad se transforma. Llegamos sintiéndonos mexicanos con gratitud a esta nación. Pero pronto el idioma inglés, nuestros hábitos de comer, beber, preferencias musicales, actuar y pensar, reflejan un alejarnos del origen y abrazar el presente. Les ha pasado a los irlandeses, italianos, y todos los que emigran a esta nación. Pero esos procesos no son iguales en tiempo; por variadas razones nuestra identidad se resiste a transformarse. La vecindad con México, la música, el 5 de mayo, los tacos, y el tequila, nos proporcionan anclas que no permiten al barco zarpar a los océanos de la cultura americana.

MEXICANOS QUE SE HICIERON GRINGOS CON LA AYUDA DE MÉXICO
En la elección anterior más del 30% de latinos hombres votaron por Trump; la especulación de esta conducta electoral es que no querían que una presidente los gobernara. ¿Pero ahora? ¿Cómo explicamos que haya votantes de origen mexicano y latino votando por Trump? La mejor explicación es que los procesos de identidad de estos latinos que apoyan a Trump se han transformado con más rapidez y fuerza de la que quisiéramos admitir. Los gobernantes de México tienen mucha culpa. Nuestros paisanos están a la deriva en ese océano americano donde, para no ahogarse, se transforman. México no nos ayuda en nada. Los consulados, oficinas de papeleo burocrático, no son las casas de los mexicanos en esta nación, el instituto de los mexicanos desapareció, y la estocada final la dio AMLO. Este se junta con Trump, le hace el juego político y le dice que lo respetamos (?). No se reúne AMLO en su viaje de apoyo a Trump con grupos mexicanos, ni consideró pertinente decir públicamente: “los mexicanos emigrados en esta nación son héroes que nos ayudan con sus remesas.” Una acción determinante, aunque fuera simbólica de parte del gobierno de la 4 transformación de México salvaría indirectamente miles de votos que se irán por Trump. Los cálculos que los republicanos anhelan son que si el 50% del voto latino apoya a Trump, será el empujoncito para derrotar a Biden y a los demócratas, con las consecuentes terribles consecuencias.

LA ELECCIÓN
Al momento de escribir este artículo faltan escasos 45 días para las elecciones. Las más creíbles encuestas nos hacen pensar que Trump será derrotado. Pero varias cosas se deben tomar en cuenta. La primera es que las encuestas cayeron a su más bajo nivel de desprestigio cuando aseguraban el triunfo de Hillary y fallaron.

LAS ENCUESTAS FALLAN, PERO AHORA SON MEJORES
Hay buenas razones para creer que ahora es diferente. Se han refinado, han tomado en cuenta a más grupos demográficos, y han calculado con más acuciosidad los márgenes de error. Otra razón por la que las encuestas han recuperado cierta credibilidad es que en la primera elección muchos votantes se -avergonzaban- de ser sinceros y admitir que votarían por Trump, pero ahora estos se han reducido notablemente. El orgullo de ser trumpista se ha transformado en una arrogancia violenta, y aunque siguen existiendo trumpistas avergonzados que prefieren no decirlo, en esta elección son mínimos, por lo tanto, las encuestas son más certeras.

ESTADOS VELETAS
Otra consideración importante es la existencia de lo que se llaman in inglés swing states, “estados veletas”. Estos son estados cuyos votantes tienen relativamente parejas sus preferencias pro-Trump, y pro-Biden. Con el inexplicable y antidemocrático Colegio Electoral, aunque la diferencia sea de un solo voto en cada estado, a quién tenga mayoría le asignan todos los votos electorales. Permítaseme subrayar, t o d o s. Son estos estados precisamente los que le dieron el triunfo a Trump en la elección anterior, que por cierto los ganó con muy escaso margen, y, dicho sea de paso, algunos de estos estados fueron los que hicieron que el republicano Bush hijo, fuera el que nos gobernara en elecciones pasadas. Estos estados son: Florida, Pensilvania, Wisconsin, Michigan, Illinois, Ohio, Nevada, y ahora Arizona. Aunque en Texas y sus codiciados numerosos votos electorales podría entrar en esta categoría, ya que los demócratas han hecho avances notables, todo hace suponer que al menos, en la próxima elección seguirá siendo republicano, como será seguramente el caso de Florida. Bueno, pues los estados veletas tienen encuestas muy parejas, la mayoría favoreciendo a Biden, pero por muy poco margen para asegurar un triunfo demócrata. Perdiendo los demócratas estos estados veletas, se repetirá la historia de la elección pasada donde el voto universal por millones favorecerá a Pepe Biden, pero el presidente será Donaldo Juan Trump.

CAMBRIDGE ANALYTICA Y LOS RUSOS
Es bien conocido que los rusos apoyaron a Trump mediante una estrategia de difundir mentiras de Hillary a través de las redes sociales y con grupos numerosos de expertos en el uso de redes sociales, direcciones falsas que hizo difícil se les identificara. Ha sido probado en abundancia por diferentes fuentes, incluyendo las oficinas del gobierno de los Estados Unidos esta intervención. Además, los Estados Unidos no fueron las únicas naciones que detectaron intervenciones dirigidas por Moscú. Es bien obvio que volverán a intervenir, es parte ahora de las guerras cibernéticas modernas. Al mismo tiempo, poca gente sabe, la importante y probada influencia que tuvo Cambridge Analyitica, cuando fueron contratados por la campaña de Trump. Se trata de una agencia inglesa especializada en asesoría política, de campañas, que ahora se sabe mejor fue fundamental en usar los datos que le proporcionó FACEBOOK para identificar perfiles de votantes que clasificaron en definidos, NO definidos, e influenciables (persuasibles). A través de algoritmos basados en qué leían, y a qué le daban “me gusta” o like en FACEBOK los bombardearon con mensajes falsos, encuestas falsas, y datos que hacían sentido para ellos, logrando eventualmente que su decisión final en las urnas fuera para Trump. Muy parecido a lo que hicieron los rusos. Esto fue otro factor por lo que las encuestas no pudieron predecir el triunfo de Trump.

SE REPITE LA INFLUENCIA EXTRANJERA Y LA UTILIZACIÓN DE OTRAS CAMBRIDGE ANALYITICALS
En este instante, grupos de personas de agencias encubiertas, semi encubiertas o secretas, están repitiendo lo mismo. A todos los votantes que “temen”, se les hace llegar cientos de mensajes de violencia y saqueos, que presenta a Trump como el candidato que logrará traer y mantener ley y orden a esta nación. ¿Por qué se permite eso? La respuesta es desalentadora: Porque tanto el gobierno como el aparato judicial en Estados Unidos y en la mayor parte del mundo, carece de instrumentos legales, o de leyes y normas para poder actuar. La tecnología se ha desarrollado más vertiginosamente que los aparatos reguladores del gobierno, y que las cortes judiciales que carecen de leyes específicas para poder actuar. Por lo tanto, grupos liberales, y legisladores en Inglaterra y Estados Unidos se lanzaron contra Cambridge Analyitca, que también había participado en lograr el triunfo del BREXIT en Inglaterra y la destruyeron. Cambridge Analytica ya no existe, pero hay muchas más que seguramente surgieron. Llamaron al Congreso al dueño de FACEBOOK, Mark Zuckerberg y lo regañaron, éste prometió filtros, y mayor cuidado y salió ileso. Bajaron las acciones de FACEBOOK brevemente, pero volvieron a subir. Se estima la fortuna de Mark en más de 100 billones de dólares. Nada malo para un joven de 36 años. Nadie duda que esa fortuna está relacionada con “fugas de información”, y “tolerancia de intervenciones para grupos con intereses políticos”. Usar muchos filtros cuesta dinero pagando a un ejércitos de inspectores, y reduciendo a sus públicos.

A MERCED DE LA TECNOLOGÍA
La verdad sea dicha, estamos a merced de la tecnología de muchas maneras. Nadie protege, nadie regula, nadie garantiza nada y es seguro que en esta elección se repitan influencias que, si bien no se pueden catalogar como “ilegales”, definitivamente, no son éticas. En este orden de ideas no se deben salvar los unos de los otros, ni los otros de los unos. Nadie se salva.

TRUMP NO SABE PERDER
Las encuestas más recientes anticipan que por primera vez en muchas décadas un porcentaje alto de los encuestados se siente temeroso de los resultados de las elecciones. No sin razón, el mensaje de Trump ha sido de terror: “el socialismo viene”, “habrá fraude”, “nos invaden asesinos”, “no hay control ni orden”, “salvemos a América”, y muchos más similares son sólo parte de la retórica usada por la campaña de Trump y repetida sin cesar en anuncios de radio, TV, y redes sociales, y reproducida por “intervencionistas cibernéticos” en las redes sociales. El comportamiento que han mostrado sus partidarios contra los cubre bocas, contra inmigrantes, contra manifestantes, ciudadanos de minorías étnicas, o contra demócratas, es bien documentado. No es complicado concluir que una derrota de Trump tendrá consecuencias violentas.

¿QUÉ PUEDE PASAR ANTES DE LAS ELECCIONES?
Un Trump desesperado, no tiene límites de lo que puede hacer. Para un mentiroso patológicamente impulsivo, las mentiras no bastan. Las mentiras las tiene que hacer realidad. Inventar un conflicto con China, con Irán, o con Corea del Norte es seguramente parte de un plan de emergencia que antes de los días de la elección puede suceder. Indisciplinarse y cooperar para propiciar un atentado en su contra donde saliera herido, le acarrearía votos. Manifestaciones que sean acompañadas de saqueos y disturbios es algo que le favorece y que de muchas maneras puede ser instigado. Forzar el anuncio de una vacuna lista para utilizarse, aunque no sea el caso, son todos recursos que influirán el delicado equilibrio en estados veletas claves y que extinguirían la ventaja de Biden.

EL JUICIO DE LA HISTORIA
Mientras que el reloj sigue su curso hacia las elecciones, Trump ya tiene asegurado un lugar en la historia. Mientras que siempre se ha dicho que sólo el tiempo te da un lugar histórico, con Trump no es necesario esperar. Será el prototipo de lo que en política nunca debió pasar. El daño que ha causado a las instituciones, como el nombramiento de jueces conservadores, incluyendo la Suprema Corte, afecta el equilibrio y la capacidad para que la nación se autocorrija de los excesos de un mal gobernante. El retroceso que esta nación ha sufrido a nivel mundial es francamente irreparable, o pensando con optimismo, muy difícil de reparar. Sin dudarlo un instante, en las elecciones del 3 de noviembre próximo se votará por el curso de la historia.

Comparte tu opinión.