Brote de coronavirus en Marlins fuerza a las mayores a aplazar dos partidos

Nueva York, (EFE).- Las Grandes Ligas informaron el lunes que los dos partidos de la temporada regular que se iban a disputar esta noche fueron aplazados debido a los casos de coronavirus que se han presentado en los Marlins.
La apertura de casa de los Marlins contra los Orioles de Baltimore está aplazada, así como el partido en casa de los Filis de Filadelfia contra los Yanquis de Nueva York.
Miami acaba de completar una serie en Filadelfia, y siete jugadores más y dos entrenadores con los Marlins dieron positivo al coronavirus.
Un brote se extendió por toda la organización del equipo y llevó el total de casos en los últimos días a al menos 13, de acuerdo a la información ofrecida por varias fuentes periodísticas.
Los Orioles también anunciaron que dejarán Miami esta misma noche para regresar a Baltimore tras conocerse el aplazamiento del partido, lo que significa que tampoco jugarán el programado para el martes.
Los Marlins irán directamente de Filadelfia a Baltimore para sus juegos programados el miércoles y jueves contra los Orioles.
Los jugadores y entrenadores en cuarentena no viajarán.
Las Grandes Ligas informaron este lunes, que los partidos se aplazaron para permitir a la liga hacer más pruebas.
“Los miembros del grupo de viaje de los Marlins están en cuarentena mientras esperan el resultado de esos resultados”, expresó el comunicado de las mayores.
“Las Grandes Ligas han estado coordinando con el sindicato; los Marlins; los Orioles; el oponente del fin de semana de los Marlins, los Filis; y el personal médico del Club, y continuará proporcionando actualizaciones según corresponda”.
Los Marlins también publicaron una declaración en nombre del CEO Derek Jeter.
“La salud de nuestros jugadores y nuestro personal ha sido y seguirá siendo nuestro enfoque principal a medida que navegamos por estas aguas desconocidas”, destacó Jeter.
Y explicó que “posponer el primer partido de esta noche fue la decisión correcta para asegurarnos de tomar una pausa colectiva y tratar de comprender adecuadamente la totalidad de esta situación”.
La llamada en videoconferencia regularmente programada del comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, con los dueños de los 30 equipos de las mayores, adquiere un nuevo significado este lunes a la luz de la situación actual.
Dentro de la posibilidad de aplazar más partidos, las Grandes Ligas estudian el del martes entre los Filis y los Yanquis, lo que permitiría a los Bombarderos del Bronx regresar a Nueva York.
Ambos equipos tienen también programados dos partidos en el Yankee Stadium, el miércoles y jueves.
Aunque tanto los Filis como los Yanquis cumplieron con todos los protocolos de seguridad establecidos por las Grandes Ligas, al final el aplazamiento ha sido la decisión más acertada.
El domingo, cuatro jugadores de los Marlins dieron positivo por el coronavirus, incluido el lanzador titular de ese día, el derecho dominicano José Ureña, según fuentes familiarizadas con la situación, lo que llevó al equipo a retrasar su viaje después del juego a casa en medio de preocupaciones sobre un posible brote.
Los Marlins ya iban a estar sin los servicios de Ureña; el receptor colombiano Jorge Alfaro, quien fue colocado en la lista de lesionados antes de su apertura de temporada el viernes; su compatriota el jardinero Harold Ramírez y el jugador de cuadro Garrett Cooper.
Antes de la serie de apertura de los Marlins en Filadelfia, el equipo disputó un partido de exhibición en Atlanta el pasado miércoles, por lo que existe la posibilidad que el contagio se diese allí.
Sin embargo, los Bravos de Atlanta no han tenido hasta el momento ningún caso positivo de COVID-19.

Comparte tu opinión.