Chocolate y café aliados contra las enfermedades cardíacas

Roma, (Notimex).- Un estudio realizado por un grupo de cardiólogos reveló que cuatro o cinco tazas de café al día, incluso descafeinado, reducen la mortalidad cardiovascular en seguimientos que van de 10 a 18 años.

“A la larga, beber café tiene un efecto positivo”, sostienen los especialistas, según los cuales efectos similares sobre la salud del corazón produce el consumo del chocolate negro en un 85 a 90 por ciento.

“El grano de café es la sustancia con más antioxidantes existentes en la naturaleza”, destacó Sebastiano Marra, director del Departamento del Hospital Maria Pia de Turín.

Más allá de la conciencia de los factores de riesgo, otro punto determinante es el conocimiento de aquello que hace bien a la salud de nuestro corazón y del organismo en general. En este sentido la novedad más interesante, y para muchos inesperada, está constituida por el café.

“Existen datos sobre más de 10 mil individuos que revelan que quienes consumen café, por un largo período, tienen menos ansiedad, duermen mejor, no tienen la presión más alta respecto a quien no lo bebe”.

Un estudio francés que analizó a más de 200 mil personas, en un período de 8 a 10 años, revela datos positivos sobre la mortalidad. Los datos piamontenses confirman que quien bebe café tiene mejor humor, menos ansiedad, reposa mejor, no tiene presión ni colesterol alto, resaltó Marra.

Sebastiano Marra expuso estos resultados durante la 29 Jornada Cardiológica torinesa “Avances en Arritmias Cardíacas y Grandes innovaciones en Cardiología”, que se celebró  los pasados días 27 y 28 de octubre.

En el Centro de Congresos de la Unión Industrial se recibieron más de 600 participantes y 100 relatores, entre ellos los cardiólogos de la Clínica Mayo de Rochester (Minnesota) y los mayores expertos europeos provenientes de Alemania, Francia y Suiza.

Este año, el encuentro se centró en la prevención.

“Podemos afirmar con certeza que en los últimos 20 años tenemos a disposición nuevos fármacos, nuevas técnicas quirúrgicas, que indudablemente reducen la mortalidad, pero para tres cuartos el mérito es de la prevención y es principalmente sobre este factor que nuestros médicos debemos comprometernos”, añadió Marra.

Comparte tu opinión.