EUA será impactado en economía si hay deportación masiva, advierten

Los Ángeles, (Notimex).- California podría perder unos 104 mil millones de dólares en su PIB (Producto Interno Bruto) en caso de que fuera aplicada una deportación masiva, como propone el aspirante presidencial republicano Donald Trump.
Líderes, activistas, dirigentes sindicales y especialistas económicos advirtieron este día que una acción como esa sería más dañina y perjudicial no sólo para California sino para el país.
En rueda de prensa en las instalaciones del Sindicato Internacional de Empleados y Servicios (SEIU) se evaluó el impacto económico de remover a millones de inmigrantes indocumentados.
El Centro para el Progreso Americano (CAP, por sus siglas en inglés) presentó su estudio al que tuvo acceso Notimex, que estimó que expulsar a siete millones de trabajadores indocumentados del país podría reducir en cerca del cinco por ciento de la mano de obra en el país.
Al evento asistió el concejal Gil Cedillo, la presidenta de la Coalición por los derechos Humanos de Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), Angélica Salas, y dirigentes de SEIU.
En el estudio se hizo un análisis a nivel industrial y estatal en el país, y en donde se precisa cómo es la contribución a la economía del país y a las áreas locales.
Las estimaciones indican que el número total de inmigrantes que reside actualmente en los Estados Unidos sin autorización es aproximadamente de 11.3 millones, o aproximadamente el 3.5 por ciento del total de la población residente de 324.4 millones en 2015.
De los 11.3 millones se estima que siete millones de inmigrantes trabajan sin autorización.
Una política de deportación masiva reduciría inmediatamente el PIB de la nación por 1.4 por ciento, y en última instancia por 2.6 por ciento, y reduciría el PIB acumulativamente por cuatro mil 700 millones de dólares a través de 10 años.
Dado que el capital se ajustará a la baja por una reducción en la fuerza laboral —por ejemplo, los agricultores venderán el exceso de equipos— los efectos a largo plazo son más grandes y la cantidad se suma a dos tercios de la disminución observada durante la Gran Recesión del 2007-2009, se alertó.
La deportación de estos siete millones de trabajadores sin autorización reduciría el empleo nacional por una cantidad similar a la que se observó durante la Gran Recesión.
La deportación masiva le costaría al gobierno federal casi 900 mil millones de dólares en ingresos perdidos a través de 10 años.
Una estimación conservadora sugiere que las pérdidas de ingresos anuales comenzarían en 50 mil millones y se acumularían hasta llegar a unos 860 mil millones de dólares en el transcurso de 10 años.
Con aumentos asociados con el pago de intereses, la deportación aumentaría la deuda federal por 982 mil millones para el año 2026, y aumentaría la relación entre deuda y PIB, una medida común de la sostenibilidad fiscal, por seis puntos porcentuales.
Niveles altos insostenibles de la relación entre deuda y PIB podrían a la larga aumentar las tasas de interés y ahogar al crecimiento económico.
Las fuerzas laborales de las industrias más afectadas podrían reducirse por doble-dígitos. Los inmigrantes sin autorización de trabajo están distribuidos de manera desigual entre las industrias, con las más altas concentraciones de empleados en la agricultura, la construcción, el ocio y la hospitalidad.
Esas tres industrias serían las más afectadas por una política de deportación masiva, observando reducciones en la fuerza laboral de 10 a 18 por ciento, o más. Otras industrias también observarían reducciones en la producción, debido a una política de deportación masiva.
Las mayores disminuciones en el PIB ocurrirían en las industrias más grandes, no en las industrias donde abundan los inmigrantes.
Debido a que las industrias también varían en tamaño, las pérdidas de valor añadido al PIB nacional causadas por la deportación se producirían en muchas industrias que no están normalmente asociadas con el trabajo no autorizado.
Las tres industrias más grandes de los Estados Unidos en términos de valor añadido son las actividades financieras, la manufactura, y el comercio y ventas al por mayor.
Pérdidas anuales de PIB a largo plazo en esas industrias llegarían a 54.3, 73.8 y 64 mil 900 millones de dolares, respectivamente, los tres efectos más grandes entre las 12 industrias del sector privado.
Los estados que cuentan con más inmigrantes sin autorización de trabajo observarían los mayores descensos en el PIB estatal.

Comparte tu opinión.