¿Le conviene a los latinos votar por Bernie Sanders?

Ahora que las primarias demócratas están llegando a los estados con grandes poblaciones de votantes latinos, permítanme enumerar cinco razones por las que el candidato del partido que está liderando las encuestas, el senador Bernie Sanders, podría ser malo para los hispanos.

Primero, si los latinos votamos por Sanders, de 78 años, estaremos ayudando a reelegir al presidente Trump.

Por si no han estado prestando atención, Trump fue elegido y se está tratando de reelegir con una agenda antiinmigrante. El presidente demoniza a la mayoría de los trabajadores indocumentados latinos como delincuentes, ha separado a las madres de sus bebés en la frontera y está limitando severamente la inmigración legal.

Trump ahora está tratando de aumentar el 28% del voto latino que ganó en las elecciones de 2016 afirmando que hizo caer el desempleo, incluso entre los hispanos, a mínimos históricos. En realidad, el presidente Obama redujo el desempleo de casi 10% al 4.8%, mientras que Trump sólo lo ha reducido del 4.8% al 3.6%.

Volviendo a Sanders, y a los motivos por los que podría perjudicar a los hispanos. Trump está basando su campaña en la dudosa afirmación de que todos los demócratas son “socialistas”. Esa es una palabra que asusta a muchos estadounidenses, incluyendo a muchos cubanos y venezolano-americanos, que son un bloque de votación decisivo en el estado clave de Florida.

Sanders le haría las cosas muy fáciles a Trump, porque el aspirante demócrata se ha autodefinido durante gran parte de su carrera como un “socialista”, y recientemente comenzó a llamarse a sí mismo un “demócrata socialista”.

Trump podría señalar, sin mentir, que Sanders pasó su luna de miel en la ex Unión Soviética y tiene un largo historial de defensa abierta o tácita de dictaduras izquierdistas como las de Nicaragua y Cuba.

Recientemente, después de que el ex presidente de Bolivia, Evo Morales, cometiera un fraude electoral comprobado por dos misiones de observadores de la Organización de Estados Americanos, Sanders denunció un supuesto “golpe” contra Morales, y no dijo una palabra sobre el fraude. De hecho, Morales había renunciado frente a las cámaras de televisión.

La segunda razón por la que los latinos no deberían votar por Sanders es que no sólo podría facilitar la reelección de Trump, sino que podría ayudar al actual presidente a mantener la mayoría en el Senado, y tal vez incluso recuperar la Cámara de Representantes. Los legisladores demócratas que se postulen para la reelección en los estados de tendencia republicana podrían perder sus escaños si son acusados de postularse con un “socialista”.

La tercera razón para que los latinos no voten por Sanders es que su propuesta de “Medicina gratis para todos”, aunque en teoría loable, haría que muchos hispanos perdieran su cobertura de seguros privados.

El poderoso Local 226 del Sindicato de Trabajadores Culinarios de Nevada, que representa a 60,000 trabajadores de casinos, muchos de ellos latinos, ha dicho públicamente que el plan de salud de Sanders sería malo para sus miembros. Además, probablemente obligaría a un aumento de los impuestos para muchos hogares de clase media, ya que Sanders aún no ha explicado cómo pagaría por su plan de salud.

La cuarta razón es que Sanders se ha opuesto constantemente a los acuerdos de libre comercio con México y otros países latinoamericanos.

Sanders votó en contra del acuerdo de libre comercio del TLCAN con México y Canadá, se opuso al acuerdo de libre comercio del CAFTA con los países centroamericanos, y más recientemente votó en contra del tratado de libre comercio revisado UMCA de América del Norte.

Sanders no entiende que si Estados Unidos no aumenta su integración económica con sus vecinos del sur y ayuda a mejorar las economías de México y Centroamérica, habrá más pobreza y más inmigración ilegal.

Quinto, aunque Sanders propone acertadamente deshacer las crueles políticas antiinmigrantes de Trump, su promesa de declarar una moratoria a las deportaciones de Estados Unidos lo convertiría en un blanco fácil para las acusaciones de Trump de que es un defensor de “fronteras abiertas”.

En resumen, los hispanos escucharemos mucha propaganda de Sanders en los próximos días pidiéndonos que votemos por el “Tío Bernie”. Pero si hacemos eso, estaremos ayudando indirectamente al “Tío Donald”, y casi aseguraremos su reelección en noviembre.

Comparte tu opinión.

COMPARTIR
Artículo anteriorResolviendo sus dudas
Artículo siguienteCunde el odio