NASA se prepara para virus de otros mundos cuando empiece exploración espacial

La Política de Protección Planetaria se ve afectada bajo los nuevos avances tecnológicos así como la iniciativa privada de viajes al espacio

La NASA se ha preparado para evitar la propagación de un virus extraterrestre traído o llevado en las naves que empiecen la exploración a nuevos mundos

Tal como Bill Gates predijo en 2015 que lo más peligroso para el mundo actual sería un virus y no misiles nucleares, la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) se ha preparado para evitar la propagación de un virus extraterrestre traído o llevado en las naves que empiecen la exploración a nuevos mundos y demás cuerpos celestes, como es la misión para colonizar Marte.

Desde 1967, 120 países firmaron el Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre (OST) en el cual, además de confirmar nunca posicionar armas nucleares en órbita o cuerpos celestes, se discutió sobre el tema de exploración espacial y cómo la “contaminación progresiva”, contaminar otros mundos con microbios terrestres, y la “contaminación de ida y vuelta”, la llegada de microbios fuera de la Tierra, podían amenazar la biósfera.

Estos temas se han tratado bajo la Política de Protección Planetaria (PP), sin embargo los avances tecnológicos recientes así como planes no contemplados anteriormente, como el de Elon Musk para colonizar Marte en 2022, ocasionaron que la NASA trabajara en conjunto con especialistas de la Academia Nacional de Ciencias y otras instituciones con el fin de proteger la PP, publicado bajo el título de “Evaluación de la junta de revisión independiente de protección planetaria de la NASA”.

“He escuchado como algunos compañeros en el área de vuelos espaciales tripulados que pueden ver cómo, en el ambiente actual, el público general puede preocuparse sobre traer microbios alienígenas, virus o contaminación”, declaró Scott Hubbard, director del Centro de Investigación Ames de la NASA y profesor adjunto de aeronáutica y astronáutica en la Universidad de Stanford.

Los especialistas concluyeron que si bien reportes anteriores consideran la contaminación cruzada como un tema esencial para la PP, se necesita de la cooperación internacional así como mayor atención por parte de la NASA y otras instituciones espaciales en un nuevo entorno científico y tecnológico.

Mención aparte recibieron las iniciativas privadas para misiones espaciales, como el plan de Elon Musk, que no se vio contemplado en el OST ni en reportes anteriores y que, sin vigilancia de los procedimientos para evitar la “carga biológica” (bioburden) en las naves, podrían amenazar la política de protección planetaria.

Estas nuevas recomendaciones sobre las políticas espaciales, la implementación de nuevos procesos que eviten la contaminación cruzada, así como la mejora de tecnología en las misiones tripuladas a Marte resultarán en una mayor protección planetaria por parte la NASA y evitaría la contaminación de la biosfera o una pandemia por virus alienígenas.

Comparte tu opinión.