Promueven hábitos saludables

El Centro de Salud de Texas A & M, busca promover comportamientos saludables para todas las familias del Valle.

McAllen.- Más de 40 proveedores se reunieron este fin de semana durante la Expo “Familias  Saludables, Comunidades Saludables” realizada por el Centro de Salud de Texas A & M.

La expo proporcionó educación, demostraciones e información sobre cambios en el estilo de vida para mejorar el bienestar atrayendo con ello, a más de 570 mujeres embarazadas, jóvenes y familias.

Dentro de la expo se proporcionó a los asistentes recursos en bienestar, nutrición, actividad física, crianza de los hijos, seguridad, educación para la salud , entre otros. Del mismo modo se proporcionaron exámenes de salud gratuitos para la diabetes, presión arterial, asma y visión.

“Creemos que es importante que las familias sepan que los cambios en el estilo de vida que se realizan desde temprana edad, son necesarios para que los niños crezcan para ser adultos sanos”, expresó Marcia Ory, co-directora del Centro de Salud de Texas A & M.

“Es por ello que creamos este evento para promover la salud preventiva en toda la región, ya que al tener una familia saludable, se crean comunidades más saludables”.

El Centro de Salud de Texas A & M actualmente ofrece diversos programas de salud y bienestar en el área del condado de Hidalgo, incluyendo educación para la diabetes, educación para el asma, asistencia médica, nutrición y preparación de alimentos saludables, consejos para cocinar, fundamentos de planificación de menú, actividad física y jardinería. Los cursos son voluntarios y también están disponibles para aquellos que quieran apoyar y enseñar a otros.

“Al conectar a las familias con los servicios locales, los recursos y la información de educación sanitaria, esperamos mejorar el acceso a los programas que pueden dotarles de los conocimientos y habilidades para vivir más sanos y, en última instancia, reducir las enfermedades prevenibles”, aseveró Elaine Fries, directora asociada del centro.

“Nuestra meta es proveer a tantas familias jóvenes como sea posible apoyo, motivación, recursos y conocimientos que las alienten a tomar el control de su salud y servir como un ejemplo para las generaciones futuras”.

“Los comportamientos saludables aprendidos en los primeros años pueden convertirse en hábitos de toda la vida. Eso significa que los niños sanos de hoy serán padres fuertes y productivos en el futuro, y ese es un mundo que todos esperamos para nuestros hijos y nietos ” finalizó Starr Flores, directora regional del Centro de Salud de Texas A & M.

Comparte tu opinión.