105-94: Rubio llega a 5.000 asistencias en triunfo de los Cavs sobre los Heat

0
125
El guardia de los Cleveland Cavaliers Ricky Rubio (c) de España celebra con sus compañeros de equipo después de derrotar al Miami Heat, durante un partido de la NBA, hoy, en el Rocket Mortgage Fieldhouse en Cleveland (EEUU). EFE/ David Maxwell

Redacción deportes, (EFE).- Nueva exhibición de los Cavaliers ante los Miami Heat, a los que ganaron por 105-94 en un partido en el que el alero de los de Cleveland, Kevin Love, anotó 23 puntos en el segundo tiempo y en el que el base español Ricky Rubio alcanzó las 5.000 asistencias en su carrera en la NBA.
Rubio es uno de los 11 jugadores activos en la NBA, y sólo el segundo español tras José Calderón, en superar las 5.000 asistencias. Ante los Heat, Rubio sumó 7 nuevas asistencias, además de 7 puntos, 3 rebotes y 1 robo de balón.
Uno de los principales receptores de sus asistencias, el alero Kevin Love, fue el máximo anotador de los Cavs con 23 puntos (15 de ellos de triples), 9 rebotes y 1 asistencia. En total, cinco jugadores de los Cavaliers terminaron la noche con más de 10 puntos en su haber.
El escolta Isaac Okoro hizo 18 puntos, 12 de ellos frutos de triples, mientras que el pívot Jarrett Allen sumó 17 puntos y no erró ninguno de sus tiros. El base Darius Garland anotó otro 16 puntos y Lauri Markkanen 12.
Por parte de los Heat, el máximo anotador fue P.J. Tucker, con 23 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias y 1 tapón mientras que el base del equipo, Kyle Lowry sumó 22 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias, 1 robo y 1 tapón. Su hombre más efectivo, Jimmy Butler, no jugó y lleva ya tres partidos de baja.
Con su triunfo sobre Miami, los de Cleveland, que en los últimos cuatro partidos no conocen la derrota, ascienden al cuarto puesto de la Conferencia Este, con 17 victorias y 12 derrotas, mientras que los Miami Heat pierden un puesto y se sitúan en quinto lugar de la clasificación, con 16 y 12.
Al inicio del partido, los Heat parecían que habían llegado al Rocket Mortgage FieldHouse de Cleveland con la lección aprendida.

EQUIPO REVELACIÓN
Los de Cleveland se han convertido en uno de los equipos revelación de la temporada con su juego de “pick and roll”, el uso de la altura de Jarrett Allen, Evan Mobley y Markkanen, y un inicio explosivo de los partidos que deja a sus rivales casi sin opciones.
Pero los de Miami plantaron cara a los Cavs con una intensa defensa que no permitía a los locales desarrollar su juego interior. Dewayne Dedmon se encargaba de neutralizar a Allen en la pintura mientras Tucker hacía lo mismo con el novato Mobley. Y Lowry y Gabe Vincent dificultaban los tiros externos.
En ataque, los de Miami movían el balón con rapidez y encontraban espacios en la defensa de los Cavs.
El planteamiento de los Heat se atragantó a los Cavaliers que no encontraban forma de desarrollar su juego y cuando llegó el final del primer cuarto, los Heat estaban 2 puntos arriba, 23-25. En esos 12 primeros minutos, Allen y Mobley anotaron en conjunto sólo 3 puntos.
Al inicio del segundo cuarto, los visitantes ampliaron su ventaja hasta llegar a los 6 puntos, 25-31, a 8.32 para el descanso. Pero los locales reaccionaron y con dos triples consecutivos de Lamar Stevens y Garland, los Cavs empataron el partido, 31-31.
Los Heat ya no volvieron a ponerse por delante en el resto del partido. Allen empezó a funcionar debajo del aro contrario, como demostró el “alley oop” que le tiró Garland, y colocó a los Cavs 4 arriba, 35-31, a falta de 6.20 para el descanso.

EXHIBICIÓN DE LOVE
Cuando acabó el segundo cuarto, Allen había anotado 10 puntos en ese periodo y los Cavs estaban 11 puntos por encima, 55-44,con cuatro jugadores con 10 o más puntos.
Tras el descanso, una serie de repetidos fallos en ataque y relajación defensiva permitieron a los Heat poner un parcial de 0-10 lo que les dejaba a un punto de los locales, 55-54. Los de Miami mantuvieron la presión y a falta de 5 minutos para el final del tercer cuarto, los Heat habían empatado el partido 64-64.
En ese momento, el entrenador de los Cavs, J.B. Bickerstaff, puso en escena a Rubio y Love, una pareja que se conocen desde sus tiempos en los Minnesota Timberwolves. Y el binomio respondió. Los dos primeros tiros de Love fueron triples fruto de otras tantas asistencias de Rubio.
En poco menos de 5 minutos, Love anotó 12 puntos y cuando acabó el tercer cuarto, los Cavs estaban 5 puntos arriba, 78-73.
Los últimos 12 minutos sirvieron para que los Cavs acabasen rematando a los Heat con 11 puntos más de Love, la misma diferencia con la que terminó el partido a favor de Cleveland, 105-94.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here