112-104: La defensa de los Bucks frustra las ambiciones de los Cavaliers

Pero cuando parecía que los Cavs estaban a punto de resucitar, Giannis Antetokounmpo (imagen, d), Khris Middleton y Jrue Holiday apretaron el acelerador e impusieron su sello ganador para sentenciar el partido. Imagen de archivo. EFE/EPA/ERIK S. LESSER

Redacción deportes, (EFE).- Los Milwaukee Bucks derrotaron a los Cavaliers de Ricky Rubio por 112-104 en un partido en el que los actuales campeones de la NBA impusieron su intensidad defensiva para frustrar el ataque de los de Cleveland, uno de los equipos revelación de esta temporada.
Aunque los Bucks estuvieron al frente del marcador en todo momento desde el inicio del segundo periodo, y se llegaron a poner 13 puntos por delante en el tercer periodo, los Cavs se acercaron a sólo 1 punto de los de Milwaukee cuando faltaban 9 minutos para el final del partido.
Pero cuando parecía que los Cavs estaban a punto de resucitar, Giannis Antetokounmpo, Khris Middleton y Jrue Holiday apretaron el acelerador e impusieron su sello ganador para sentenciar el partido.
El jugador griego de los Bucks consiguió un doble-doble y fue el máximo anotador del partido con 27 puntos además de sumar 12 rebotes, 2 asistencias y 1 tapón. Su compañero, el pívot Bobby Portis, también finalizó la noche con un doble-doble de 10 puntos, 16 rebotes, 3 asistencias y 1 tapón.
Además Middleton hizo 21 puntos, 3 rebotes, 8 asistencias mientras que Holiday sumó 20 puntos, 7 rebotes, 8 asistencias, 2 robos y 1 tapón.
En los Cavaliers, el máximo anotador fue el pívot Jarrett Allen, con 25 puntos, 9 rebotes y 2 tapones, seguido del alero finlandés Lauir Markkanen que en una de sus mejores noches anotó 20 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias y 1 tapón.
Kevin Love, desde el banquillo, anotó 15 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias mientras que el base español Ricky Rubio hizo 7 puntos, 4 reobtes y 9 asistencias.

LOS BUCKS IMPONEN SU DEFENSA
Desde el inicio del partido, a pesar de no contar con su hombre alto, Brook Lopez, los Bucks impusieron su fuerza defensiva a los Cavs, que se vieron incapaces de desplegar en ataque su juego habitual de “pick and roll” que les ha permitido convertirse en uno de los equipos revelación de la temporada.
En vez de jugar en la pintura de los Bucks, los hombres de J.B. Bickerstaff se veían obligados a tirar desde lejos y tras tres minutos desde el inicio del partido, el entrenador de los Cavs se vio obligado a solicitar un temprano tiempo muerto para intentar arreglar la situación.
En ese momento, los Cavs todavía no habían anotado ningún punto, a pesar de cinco intentos de canasta, mientras que los Bucks sumaban 5 puntos.
Tras el tiempo muerto, los de Cleveland empezaron a anotar canastas pero el plan defensivo de los Bucks se les seguía atragantando.
Cuando Rubio entró en pista, el marcador señalaba un 14-10 a favor de los Bucks a falta de 5.20 minutos para el final del primer cuarto. Con el español en la pista junto con Love y Cedi Osman, los Cavs empataron 14-14 a falta de 3.38 para la conclusión del cuarto y se llegaron a colocar 2 puntos arriba, 18-20, tras dos tiros libres de Rubio a falta de 1.38 minutos.
Al final de los primeros 12 minutos, el marcador señalaba un 24-24 esperanzador para los Cavs especialmente porque los de Cleveland no habían permitido que Antetokounmpo anotase un sólo punto en el periodo.
Desde el inicio del segundo cuarto, los Bucks volvieron a imponer su disciplina defensiva y Antetokounmpo empezó a anotar. Los Cavs intentaban que los campeones de la NBA no se alejasen en el marcador pero tres fallos consecutivos en ataque de los de Cleveland permitieron a los Bucks colocarse a 7 puntos, 36-29 en los tres primeros minutos del segundo cuarto.

REACCIÓN DE MARKKANEN
A falta de 2 minutos para el descanso, la diferencia se había ampliado a 10, 53-43, pero otra reacción de Markkanen, que anotó 5 puntos en el último minuto, dejó el marcador en 56-50 al final del segundo cuarto.
Para entonces, los Cavs tenían un paupérrimo 26 % de acierto desde la línea de 3 tras intentar 23 triples y anotar sólo 6.
Tras el descanso, los Bucks siguieron apretando en defensa a los Cavs que seguían sin encontrar respuesta a la presión que Holiday, uno de los mejores defensores de la liga, aplicó al base titular de los de Cleveland, Darius Garland.
Garland, que esta temporada tiene una media de 19,7 puntos por partido, sumaba sólo 5 en la primera mitad y en el tercer cuarto sólo pudo añadir 2 más. Lo que si pudo hacer el base fue proporcionar un “alleyoop” a Allen, jugada que se ha convertido en una de las preferidas de la pareja.
Al final del tercer cuarto, los locales habían ampliado su ventaja a 10 puntos, 88-78.
El último cuarto fue el mejor de los Cavs. Allen consiguió abrirse paso entre la telaraña defensiva montada por los Bucks y anotar 10 puntos en los últimos 12 minutos.
Pero a la vez que resurgía el pívot de los Cavs lo hacía el griego de Milwaukee. Antetokounmpo respondió al desafío y en el último cuarto anotó los 2 triples que intentó, los 3 tiros libres que lanzó y 3 canastas de 2 para colocar 15 puntos en su marcador personal.
Cuando sonó la bocina final, los de Cleveland habían recortado la diferencia a 8 puntos, 112-104, lo que no es un mal resultado ante los campeones actuales de la NBA.

DEJA UNA RESPUESTA