115-91. Duncan Robinson se viste de francotirador y lanza a los Heat

0
195
Fotografía de archivo del alero del Miami Heat, Duncan Robinson (der.). EFE/ Rhona Wise

Chicago (EE.UU.), (EFE).- Duncan Robinson se vistió de francotirador y, con un asombroso ocho de nueve en triples y 27 puntos, impulsó el contundente triunfo por 115-91 de los Miami Heat contra los Atlanta Hawks, para abrir de la mejor forma la serie de primera ronda de los ‘playoffs’ de la NBA.
Los Heat, líderes de la Conferencia Este en la temporada regular, superaron por completo a los Hawks y anularon a un Trae Young que apenas metió ocho puntos, con uno de doce en tiros, en su peor partido del año.
Robinson vivió el mejor día de su carrera en los ‘playoffs’ y fue apoyado por los 21 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias de Jimmy Butler.
También se lució PJ Tucker, con 16 puntos y cuatro de cuatro en triples, en una tarde en la que Miami acabó con un 18 de 38 desde la línea de tres puntos, por el 10 de 36 de Atlanta.
Los Hawks, que llegaban a Miami en gran forma tras superar dos rondas del ‘play-in’, contra Charlotte Hornets y Cleveland Cavaliers, se estrellaron ante la organización, el poderío defensivo y el hambre ganador de los Heat, en otra obra maestra de su técnico, Erik Spoelstra.
El equipo de Atlanta, finalista de la Conferencia Este el año pasado, aguantó un cuarto ante los Heat, cuando el partido destacó, más que por las jugadas técnicas, por la intensidad de las defensas y por los contactos.
Se notó la tensión cuando, tras una falta de Trae Young a Jimmy Butler para parar un contragolpe, las dos estrellas terminaron desafiándose cara a cara, lo que provocó una doble falta técnica.
Pero los Heat se liberaron de la tensión de forma rápida, mientras que los Hawks apenas pudieron anotar cuarenta puntos en la primera mitad, con los peores porcentajes de su año en tiros (11 de 38 en tiros y 2 de 18 en triples).
Si el 59-40 del descanso era un aviso, la segunda mitad se convirtió en una auténtica pesadilla para los Hawks, hundidos por completo por un Duncan Robinson absolutamente intratable.
Robinson, que había conectado tres de cuatro tiros de tres puntos en a primera mitad, anotó cinco de cinco en la segunda, incluido uno con falta añadida que provocó una jugada de cuatro puntos.
Los Heat llegaron a tener una ventaja de 32 puntos y defendieron su cómo margen hasta el 115-91 definitivo, cuando Trae Young ya estaba sentado en el banquillo y pensando en cómo cambiar la dinámica de cara al segundo partido de la serie, fijado el próximo martes, de nuevo en Miami.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here