29.7 C
McAllen
Thursday, August 18, 2022
InicioOpiniónAlfredo Cuéllar2022: Lo que se debe saber

2022: Lo que se debe saber

Vivir sin aprender

es como morir

sin haber vivido.

AC

INTRODUCCIÓN

El confinamiento de más de dos años deja peculiares enseñanzas a la humanidad.  He aquí una versión de lo que usted, que ha sobrevivido a esta pandemia mínimamente debería, convendría o le gustaría saber.

PANDEMIA COVID 19 CON SUS VARIANTES DELTA Y ÓMICRON

Las pandemias han acompañado a la humanidad a lo largo de su existencia misma.  Esta pandemia que usted ha sobrevivido no ha sido la más mortífera, la más larga, o la más devastadora en términos comparativos.  La fiebre bubónica causada y trasmitida por las pulgas de las ratas con una cifra de 200 millones de víctimas y la friolera de 7 años queda en primerísimo lugar.

LO ESPECIAL RESPECTO A LA PANDEMIA DEL COVID

Esta pandemia del COVID tiene un sello; ha encontrado y azotado al mundo cuando más está desarrollado en la historia de la humanidad.  Los viajes aéreos, la proximidad de los seres humanos viviendo densidades demográficas altísimas, la economía tan evolucionada, el avance de laboratorios y atenciones médicas hizo que se esparciera el virus dramática y rápidamente, al mismo tiempo que en tiempo récord se aprendió cómo tratarlo, se desarrollaron vacunas y se mitigaron sus efectos devastadores. De la misma manera, la pandemia del COVID hizo evidente las inequidades mundiales.  Mientras que en muchas naciones los índices de vacunados son muy altos en otros, como los países de África, no se llega ni a 10% de vacunados.

LA PANDEMIA Y LA POLÍTICA

No podría cerrarse el capítulo de la pandemia del SARS-CoV-2 (COVID 19), sin reconocer que la pandemia tuvo la más fuerte contaminación política en la historia de la humanidad.  Dicho de otra manera, expuso las debilidades de gobernantes, la ineficacia de gobiernos; de la misma manera, aquellas naciones con los más honestos y efectivos gobernantes minimizaron los efectos negativos y crearon confianza en la forma de gobernar.  Desde las mujeres gobernantes que fueron honestas y usaron las recomendaciones de especialistas para enfrentarse a este azote, hasta los hombres deshonestos encabezando naciones que estuvieron en contra de vacunas y cubrebocas.

LA PANDEMIA Y LAS REDES SOCIALES

Nunca como en esta pandemia, redes sociales, extremismos y mentiras habían dificultado tanto los programas de vacunación.  Aquellas épocas de nuestra infancia de los ahora viejos en que nos vacunaban en la escuela sin preguntar fueron sustituidas por una nueva costumbre que vacunarse, o no, es parte de los derechos humanos, ideológicos y de salud de cada individuo.  Esta nueva opción afecta no sólo a los que no se quieren vacunar, sino a los vacunados también porque el virus encuentra un huésped donde reproducirse y avanzar en sus variantes.

EL FIN DE LA PANDEMIA

Finalmente, respecto a la pandemia, todos deben saber que para el verano de este año la pandemia habrá terminado.  Aunque en el momento de escribir esto los brotes de lo que se ha llamado la 4ª ola de infecciones debido al ómicron, tiene de cabeza a la población de muchas regiones, ha vuelto a extenuar los servicios hospitalarios y las escuelas del mundo, los análisis de expertos claramente muestran que en los lugares donde originalmente surgió el ómicron los infectados disminuyen.  Dicho de otra manera, el ciclo de tres a cuatro meses que se vive con las infecciones se cumple y se va a la baja en las contaminaciones, en hospitalizados y en muertes.

LOS VIEJOS Y OTRAS POBLACIONES VULNERABLES

La verdad sea dicha, la pandemia terminará, pero las poblaciones vulnerables: tercera edad y los debilitados o comprometidos inmunológicamente, diabéticos, en tratamiento de cáncer o en otra condición, seguirán siendo presa de virus y bacterias como la gripa, influenzas, COVID y otras, que matan a más de 30 mil personas en esta nación.  Para ellos el sentido común evitando aglomeraciones, usando las máscaras de buena calidad N95 Y KN95 y el descanso en relativo aislamiento son las mejores alternativas, dicho de otra manera, para los viejitos la pandemia no termina, sólo se hace manejable.

¿OTRA VARIANTE?

Si llegara a surgir otra variante la pandemia no terminaría como se anticipa y tendría que retractarme de mi pronóstico, pero esto es altamente improbable porque el ómicron actuó como una bendición vacunando (contaminando) a los que no se querían vacunar, avanzando a las demografías del mundo, sobre todo los que tienen altos índices de vacunación, a la ansiada inmunidad grupal o de rebaño.  Repito, a seis meses del verano debemos saber que más probablemente será esa la fecha de un reencuentro con la nueva normalidad.

LA NUEVA PANDEMIA: LA SALUD MENTAL

Los que han vivido esta pandemia han experimentado trastornos sin fin de todo tipo, económicos, sociales, afectivos, educativos, familiares, trastornos de sueño y muchos más, pero nada individual y colectivamente tan frecuente e intenso como asuntos relacionados a la salud mental.

Mientras que esta pandemia de salud mental es evidente para expertos, para la mayor parte de la población siguen siendo un secreto a voces los suicidios, depresiones, abusos, desplazamientos, conflictos, agresiones, hostigamientos, adicciones y muchos más que aumentaron producto de trastocar las normalidades en que vivíamos.  Siempre ha existido una secrecía y una negación respecto de la salud mental.

ADICCIONES Y LA PANDEMIA

Concomitantemente, los problemas de adicción también se recrudecieron, tanto los relacionados al alcohol como a otras substancias permitidas y no permitidas o legales e ilegales.  Psicólogos y terapistas se encuentran en los mismos niveles del personal médico sobre trabajado, estresado y demandado con estos problemas.  Muchas naciones han desarrollado estrategias en lugar de ignorar estas realidades. Mención especial merece que la adicción a opioides, que mata a más de cien mil personas al año en los Estados Unidos, fue en gran parte ocasionada por los laboratorios y su afán de lucro que anunciaban las pastillas éstas como poco- o no- adictivas.  Pronto se hizo una endemia, antes de la pandemia misma. Es momento que siguen las acusaciones legales y que, en la mayor parte del mundo, principalmente en los Estados Unidos,  se carece de tratamientos adecuados y de voluntad política-social para ayudar a esos adictos.

LA ECONOMÍA LE GANÓ A LA SALUD

Mientras que los gobernantes del mundo sabían que la pandemia mal manejada ocasionaría críticas importantes, no tenía la trascendencia de una economía maltrecha.

Dicho de otra manera, las muertes no dan o quitan votos, la falta de empleo, o de sobrevivir económicamente eso sí tambalea a cualquier gobierno.  Por esa misma razón muchos gobernantes prefirieron que hubiera más muertes o enfermos, pero no interrumpir actividades económicas.  Tremenda lección que todos debemos aprender: la economía le gana a la salud.

CAMBIOS Y LO QUE SEGUIRÁ IGUAL

Mucho se especuló durante la pandemia sobre nuevas normalidades.  Las grandes conferencias y congresos con miles de participantes en hoteles será cosa del pasado.  Trabajar en casa en lugar de las oficinas también tendrá algunas repercusiones, pero sólo algunas, muchas organizaciones seguirán el antiguo modelo de trabajen aquí en la oficina donde se nos facilite supervisarlos y verlos porque no les confiamos.  Las audiciones de artistas y conjuntos regresarán con fuerza porque las mueve el dinero.  Los viajes igual, aunque serán más caros por las mismas razones anteriores, son una fuerza económica importante.

EDUCACIÓN

La educación como la religión se niega a cambiar.  La pandemia puso en bandeja de plata la posibilidad y urgente necesidad de cambio, pero rectores y directores en todos los niveles, son peores que el Vaticano, no les gustan los cambios; entienden su trabajo como el arte de que la vida siga igual y es la clave para que los evalúen bien, que todo parezca en orden y sin conflictos.  Aquellos que promueven los cambios les va mal, los corren o los degradan.  Terrible error de los que evalúan pues los cambios para ser mejores llevan conflictos irremediablemente.  Salvo más tecnología, el modelo de un profesor como fuente de conocimientos evaluando al mayor número de alumnos sigue y seguirá.  Son malas noticias en lo educativo.

MEDICINA

Lo que sí parece que cambiará son las citas médicas.  Los pacientes deben acostumbrarse a ver a sus doctores en una pantalla o a sólo oírlos por teléfono. Lo que no cambiará son los análisis de laboratorio y el modelo de arreglar todo o casi todo con pastillas.  Existe como una alianza diabólica entre laboratorios y médicos.  Los métodos alternativos en la medicina se combaten en lugar de promoverse.

POLICÍA

La pandemia expuso los fatales defectos de cuerpos policiacos que abusan del poder que detentan mientras son protegidos por sindicatos, inmunidades en el desempeño de sus trabajos, buenos sueldos en el primer mundo y otros privilegios.  No es que no se supiera todo esto, pero la pandemia proporcionó el caldo de cultivo para unificar a diversos grupos y hacer más evidente lo que sólo algunos sabían.  Los líderes progresistas pidieron reevaluar a las policías, reducir sus presupuestos, en muchos lugares con activistas comunitarios más radicales pidieron la desaparición de cuerpos policiacos y substituirlos por otros modelos de profesionales.  Eventualmente, tenemos que aprender de todo esto que en el 2022 se hizo evidente que la policía es un mal necesario.  Aunque actualmente hay esfuerzos por conciliar estos dos polos, los que aman y apoyan a la policía y los que desconfían y piden reformas, poco a poco todo regresa a la normalidad, se siguen aumentando los sueldos de los policías, sus prestaciones, se justifican y siguen aprobando nuevas plazas, o sea, siguen creciendo las fuerzas policiacas. Esa lucha se perdió.  Seguimos en mano de las policías y sus abusos.

COLOFÓN

Muchas cosas más deben saber los habitantes de este mundo al iniciar el 2022.  Lo más importante sin duda es que en este mismo año de los tres números doses y un cero, es que con orgullo y con algo de drama justificado se pueden poner una camiseta que diga: “Sobreviví la Pandemia del COVID,”  si le parece cursi, invite a su mejor amistad, y haga un buen brindis diciendo, “porque ya dejamos al COVID atrás.”

El Periódico USAhttps://elperiodicousa.com/
Al servicio de la comunidad hispana del sur de Texas y noreste de México
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments