Adriana Barraza celebra 50 años como actriz con el estreno de “Bingo Hell”

Fotografía cedida por Hector Kerka donde aparece la actriz mexicana Adriana Barraza quien estrena mañana hoy la comedia negra "Bingo Hell" (El bingo del infierno). EFE/Hector Kerka

Miami,  (EFE News).-  La actriz mexicana Adriana Barraza ha concebido todo “un año de jubileo” para celebrar su medio siglo sobre las tablas, trayectoria en la que afirma sentirse cómoda “en todos los escenarios”, mientras espera ser bien recibida como protagonista de la película “Bingo Hell”, que se estrena este viernes en Amazon Prime.   

“¿Medio siglo? Siempre digo que, como el mar, que está calmo, bonito, y uno nada encima de las olas, de pronto se pone bravo y uno lucha por no ahogarse. Así ha sido la vida y estos 50 años”, dijo hoy a Efe Barraza como metáfora de su carrera en las artes escénicas.

Sobreviviente de cáncer, maestra de actuación e intérprete en unas 70 obras de teatro y más de 50 películas, Barraza afirma que en todos los escenarios se siente bien.

“Es como cuando una dice que quiere comer comida de algún país, para mí lo que hago en cada momento es lo que amo”, matiza.

DE “BINGO HELL” A UN PÁJARO EN PELIGRO DE EXTINCIÓN   

La actriz estrena mañana viernes la comedia negra “Bingo Hell” (El bingo del infierno), que forma parte de la antología de terror “Welcome to the Blumhouse”, de Blumhouse Televisión y Amazon Studios, donde interpreta el personaje central, Lupita.

“La película trata sobre la gentrificación. Hay un malvado, Míster Big, que quiere tirar abajo un bingo y también a los viejos. Nosotros demostramos que la gente grande es ‘cool’ y tiene fuerza y decisiones para defenderse”, explica la mexicana, de 65 años.

“Mi personaje, que tiene una gran energía, va a salvar a su comunidad de gente grande”, adelanta sobre este largometraje ambientado en Nueva Orleans (EE.UU.) y dirigido por la también mexicana Gigi Saul Guerrero.

“Los norteamericanos me dijeron que están muy contentos (con la película)”, dice Barraza sobre la cinta, rodada en inglés y en la que ella solo pronuncia en español “unas groserías gigantes” que “son tan sabrosas de decir” y puede que algunos anglo parlantes se las pierdan.

Nominada al Óscar como actriz de reparto por su interpretación en “Babel” (2006), de su compatriota Alejandro González Iñarritu y con quien ya había trabajado en “Amores Perros” (2000), Barraza en la actualidad reparte su tiempo entre el cine, el teatro, la televisión y la escuela que tiene en el sur de Florida hace una década.

La fundó junto con su esposo, Arnaldo Pipke, y la ha incluido en la lista del año de jubileo.

En mayo pasado, luego de un cierre obligatorio por la pandemia, la sala teatral que tiene en la misma academia en Miami reabrió con el estreno mundial de “Fallen Angels” (“Ángeles Caídos”), del dramaturgo cubano Joel Cano, a cargo del grupo Arca Images.   

El Adriana Barraza Acting Studio tiene una metodología propia basada en su experiencia como intérprete desde 1972. Actualmente, indicó su creadora, cuenta con más de un centenar de alumnos de todas las edades.

“El estudio en Miami está abierto. No hemos vuelto a cerrar”, puntualiza Barraza por teléfono desde Buenos Aires (Argentina), donde trabaja en “una serie con un personaje hermoso” de la que no puede adelantar nada.

Sin embargo, sí habla de “Koati”, la esperada película de dibujos animados en la que pone su voz para Amaya, un pájaro quetzal azul.

“Visualmente hermosa”, define rápido a esta película dirigida por Rodrigo Pérez-Castro.

Más de 25 voces de estrellas latinoamericanas dan vida a “Koati”, catalogada como una aventura animada que celebra las selvas de América Latina y sus animales exóticos, y cuyos productores ejecutivos son Sofía Vergara y Marc Anthony.

“La historia nos va a decir a todos que cuidemos mucho nuestra selva. Mi personaje, un quetzal que está en peligro de extinción, es un como el Pepito Grillo (de “Pinocho”), y la villana absoluta es Sofía Vergara”, comenta Barraza.

“Se estrena el 15 de octubre, el último día de nuestra celebración (en Estados Unidos) del Mes de la Herencia Hispana”, dice con orgullo la mexicana.

EL “RESPONSABLE” DE UNA LARGA Y FRICTÍFERA CARRERA

A la vuelta de 50 años sobre las tablas, Barraza pone por delante a la persona que según dice es “el responsable” de su carrera, Raul Zárate Machuca.

“Fundó la escuela preparatoria que me dio la primera posibilidad de conocer la actuación, en Toluca, le tengo mucho, mucho cariño”, confiesa la intérprete.

“Me dio mi primer trabajo y me ayudó cuando, como madre soltera, no pude conseguir trabajo. Es un ángel de la guarda”, agrega.

Barraza destaca como el momento más feliz de su trayectoria la nominación al Oscar, y el más triste cuando le dio cáncer en 2015.

“En esos momentos teníamos 25 alumnos y pensamos en cerrar, pero continuamos con la escuela. Fue un momento de mucha tristeza. Uno tiene que ir con los vientos”, dice.

Barraza adelanta que en 2022 estrenará en Miami “un monólogo donde intervienen todos los seres de mi corazón”, una obra que ya prepara y forma parte del año del jubileo.

DEJA UNA RESPUESTA