Algunas estrategias para combatir el insomnio en cuarentena

No poder dormir o tener un sueño reparador debido al insomnio en cuarentena puede ser combatido con algunas actividades además de infusiones y ejercicios

Uno de los problemas más comunes en la población actualmente debido a las medidas sanitarias implementadas para combatir la pandemia de Covid-19 son los relacionados con el sueño, específicamente el insomnio. Los especialistas indican algunas estrategias a seguir para tratarlo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el insomnio es la incapacidad de conciliar el sueño o mantenerlo, teniendo periodos de descanso no reparadores. Es considerado un trastorno del sueño bastante frecuente que lleva a un malestar frecuente el cual interfiere con actividades sociales y laborales.

María Luisa Hermosa Sánchez de Ibargüen, farmacéutica del Real e Ilustre Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, indicó se puede combatir el insomnio con medidas de higiene del sueño y dieta saludable: es de gran importancia mantener una rutina que se debe respetar incluso los fines de semana; de la misma manera aconseja no permanecer en la cama más de 8 horas seguidas.

Sustancias como el alcohol, el cigarro y el café deben evitarse, según la farmacéutica, horas antes de acostarse; asimismo después de la cena, esperar por lo menos una hora para ir a la cama. Una acción que favorecerá el sueño nocturno es eliminar por completo las siestas a lo largo del día. Realizar ejercicio suave, o hacer actividades relajantes, como practicar yoga o leer un libro, también favorecerán a alcanzar el estado de sueño más fácilmente.

El psiquiatra Ernesto Yoldi afirmó, otra de las causas del insomnio puede tener relación con el ronquido excesivo o la apnea del sueño, pues provoca un bloqueo en las vías respiratorias. Concorde al Dr. Yoldi, la higiene del sueño son ciertas pautas a seguir, por ejemplo, que el dormitorio sea única y exclusivamente para el descanso, evitando utilizarlo para comer, tomar infusiones, ver televisión, escuchar música, ni hablar por teléfono; el dormitorio debe ser un  lugar tranquilo, sin ruido, con luz tenue y temperatura templada.

Antes de dormir, es preciso solucionar en la medida de lo posible todos los problemas generadores de estrés, ya sean problemas laborales, sentimentales o financieros; si algún problema no es posible solucionarlo antes de irse a la cama se debe intentar dejarlo a un lado y retomarlo al día siguiente. También es recomendable que dos horas antes de dormir se limita el uso de las tecnologías y se realice actividades que predispongan a ir a dormir de manera tranquila.