Aumentó venta de casas, pero habrá impacto por el COVID-19

Las ventas de viviendas en todo el estado crecieron un 9.5 % en 2020, con 393,615 propiedades vendidas.

(Redacción)

Las ventas de viviendas y el precio medio de las viviendas en todo Texas tuvieron un moderado aumento en el primer trimestre de 2020, según el Informe Trimestral de la Vivienda de Texas del primer trimestre de 2020 publicado por Texas Realtors. Aunque este período incluye las primeras etapas del brote de la COVID-19, la representación estadística de su impacto en el mercado inmobiliario de Texas será más evidente en el segundo y tercer trimestres del año.

Por lo que corresponde a las ventas de casas en McAllen-Edinburg-Mission aumentaron 8.6 por ciento en el primer trimestre de 2020 a 781 con respecto al año anterior. Mientras el precio medio aumentó 8 por ciento a $162,000 durante el mismo periodo. 

“Las estadísticas del sector de la vivienda para los primeros tres meses del año muestran la continuación de más de una década de crecimiento en el mercado inmobiliario de Texas”, señaló Cindi Bulla, presidente de Texas Realtors. “Sin embargo, el rápido crecimiento de la pandemia mundial que enfrentamos sin duda afectará esta tendencia expansiva. Antes de este evento sin precedentes, la caída de la economía y las órdenes de refugiarse en el lugar, nuestra principal preocupación de mercado era la falta de viviendas asequibles para satisfacer la enorme demanda”.

Durante el primer trimestre de 2020, se vendieron 75,052 viviendas en Texas, lo que representa un incremento del siete por ciento en comparación con el primer trimestre de 2019. En todo el estado, el precio medio subió 5.1 por ciento a $241,500. La distribución de categoría por precio indicó que el mayor porcentaje de viviendas vendidas en todo el estado (33.8%) estuvo dentro del rango de precios de $200,000 a $299,000.

El Dr. Jim Gaines, economista principal del Centro de Bienes Raíces de la Universidad A&M de Texas, comentó: “Las ventas en el primer trimestre tomaron un gran impulso. Sin embargo, debido a la COVID-19, muchos vendedores comenzaron a retirar sus viviendas de los listados para esperar a que termine la cuarentena. Esto sólo empeorará la falta de viviendas y la ya escasa disponibilidad en inventario. Se anticipa una caída estrepitosa de las ventas en el segundo trimestre, ya que compararemos nuestro mercado con el año anterior, que rompió récords. En el largo plazo, habrá una demanda continua dentro del mercado inmobiliario de Texas siempre y cuando el mercado laboral pueda repuntar con rapidez”.

Los inmuebles a la venta cayeron 8.9 por ciento a 91,363 unidades en el primer trimestre de 2020. Las viviendas en Texas estuvieron un promedio de 67 días en el mercado durante el mismo período, un día más que en el primer trimestre de 2019. El inventario de viviendas en Texas bajó 0.5 meses en el primer trimestre de 2019 a 3.0 meses en inventario.

La presidente Bulla concluyó: “Aunque estas estadísticas serán de gran importancia histórica y una referencia para la futura recuperación, no representan el impacto total de la COVID-19 en el mercado. Los datos para el segundo y tercer trimestres de 2020 mostrarán los efectos en el mercado, y nos indicarán mejor las repercusiones de la crisis en el mercado inmobiliario de Texas. La buena noticia es que este cambio llegó en una época de bonanza y estaremos listos para resurgir con una recuperación rápida. Mientras tanto, hay oportunidades en todos lados y nosotros los tejanos siempre superamos las expectativas”.

Los datos del Informe Trimestral de la Vivienda de Texas provienen del Proyecto de Relevancia de Datos (Data Relevance Project)., una alianza entre asociaciones de REALTOR® locales y sus MLS, y Texas REALTORS®, con el análisis del Centro de Bienes Raíces de la Universidad A&M de Texas.

Con más de 135,000 miembros, Texas REALTORS® es una organización de miembros profesionales que representa todos los aspectos de los bienes raíces en Texas.