“Comunidades portal”, un innovador desafío de conservación y turismo en Chile

0
65
Imagen de archivo del Valle de Las Chinas, en la Patagonia chilena. EFE/EPA/FELIPE TRUEBA

Santiago de Chile, (EFE).- Una treintena de municipios del sur de Chile se ha sumado a un proyecto innovador en la Patagonia, cuyo objetivo es buscar un equilibrio entre la necesaria conservación de las áreas protegidas y la gestión de un turismo sostenible que beneficie a grupos locales.
Un desafío cimentado en el concepto de “comunidad portal”, aquella que vive en el interior o en los bordes de esas áreas protegidas y que hasta la fecha no se beneficia directamente de los recursos que estas producen.
“Una comunidad portal es una cuyos servicios turísticos y economía local dependen en gran parte de un área protegida que está cerca”, explicó a Efe Gaynor Ferrada, asesora de turismo en la municipalidad de Puerto Natales, la entrada al espectacular parque nacional Torres del Paine.
Para Ferrada, “hay muy poca vinculación de estas comunidades portales con sus áreas protegidas y, por diferentes razones, las comunidades mismas no ven un beneficio, no se vinculan realmente con los planes de manejo y con la protección de esas áreas protegidas”.
Todo lo que pasa en las áreas protegidas “les afecta directamente y por eso es esencial ser parte de la estrategia nacional y parte activa en la toma de decisiones”, añadió la también presidenta de la asociación de guías turísticos en la región.
FONDOS PÚBLICOS Y PRIVADOS
Impulsado por distintas agencias gubernamentales y con ayuda de instituciones públicas y privadas como el Programa Austral Patagonia de la Universidad Austral, la compañía nacional Balloon Latam y las ONG The Pew Charitable Trusts y Round River Conservation Studies, el objetivo de la iniciativa es “integrar la conservación al desarrollo socio-territorial”.
También se trata de contribuir a consolidar una relación mutuamente beneficiosa entre la conservación de la naturaleza y el bienestar social, donde la protección efectiva de las áreas protegidas genere una mejor calidad de vida y mayores oportunidades de desarrollo para los habitantes de la Patagonia.
Según explicaron en un comunicado, la meta es “fortalecer la participación ciudadana y el capital humano, así como también identificar necesidades en infraestructura, educación, incidencia en políticas públicas y financiamiento para dar sostenibilidad a la iniciativa”.
“Tenemos aportes municipales, aportes del Gobierno regional, aportes de las instituciones que están participando. Es decir, un conjunto de actores, más lo que puedan aportar las propias comunidades como emprendedores”, dijo a Efe Patricio Vallespín, gobernador de los Lagos.
La gran novedad, insistió, es que “ahora que las comunidades aledañas van a participar en ese proceso, no se quedan ahí solo para la contemplación, sino para hacer un turismo sustentable, responsable”.
UN PROYECTO PILOTO CON VOCACIÓN NACIONAL
Los primeros programas piloto han comenzado ya a ponerse en marcha en 26 comunidades del sur, pero la vocación es que se extienda al resto de país y sirva de ejemplo en Latinoamérica.
“Hay una masa crítica importante y si esto funciona, sin duda que se va a poder replicar en el resto del territorio nacional, que también tiene particularidades en la zona norte y en la zona central, con sus distintas estructuras de ecosistemas… Creemos que hay que atreverse a partir”, sentenció Vallespín.
Ferrada, no obstante, advirtió que sobre el proyecto se ciernen varios desafíos y peligros, en particular “los agentes económicos, que empujan a un mayor desarrollo”.
Se trata de un “fino equilibrio” entre darle potencia a la actividad turística y proteger además esas áreas protegidas y su medio ambiente: “Hay que evaluar también la carga que pueden soportar esas áreas protegidas”, expresó.
“Es un desafío muy grande encontrar ese equilibrio y tratar de que la industria turística sea lo más sustentable posible dentro y fuera de esas áreas protegidas y en las comunidades portales mismas, que saben que en la sustentabilidad está su futuro”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here