Conmoción en Veracruz por el asesinato y decapitación de reportero mexicano

Periodistas se manifiestan hoy en la ciudad de Xalapa, para exigir justicia por el asesinato de un periodista el día de ayer en el estado de Veracruz (México). EFE/Miguel Victori

Veracruz (México) (EFE). – Periodistas salieron este jueves a las calles de diversas ciudades del estado mexicano de Veracruz para protestar por el asesinato y decapitación del reportero de crónica roja Julio Valdivia, que ha conmocionado la región.
Con fotografías del rostro del periodista del Diario El Mundo de Córdoba, hallado muerto este miércoles, el gremio exigió justicia y demandó esclarecer los crímenes de 24 compañeros asesinados y seis más desaparecidos en los últimos diez años en Veracruz.
“No me calles a base de muerte”, rezaba una cartulina en las protestas que se realizaron en varias ciudades de Veracruz, región sumida desde hace más de una década en una espiral de violencia relacionada con la operación de bandas del narcotráfico, a veces coludidas con la autoridad.
En la ciudad de Xalapa, capital del estado, reporteros y fotoperiodistas rindieron homenaje a Valdivia situando su imagen en un enorme letrero de “Viva México” puesto para festejar la Independencia del país, que se conmemora a este día 16.
La periodista Norma Trujillo denunció ante los medios que, a pesar del cambio de administraciones gubernamentales, las agresiones y asesinatos de periodistas siguen con total impunidad.
“Mientras no se avance en las investigaciones, seguirán ocurriendo. Se les exige puntual responsabilidad”, demandó.
La también activista advirtió que mientras la Fiscalía General del Estado (FGE) no avance en los casos, no habrá justicia para quienes han sido asesinados.
“No ha cambiado en esta administración, hay agresiones contra periodistas y las transiciones de los gobiernos no han mermado las agresiones”, acusó.
Valdivia cubría crónica roja o judicial en los límites entre Veracruz y Oaxaca, una zona considerada como foco rojo de la violencia.
“Es una zona muy peligrosa para ejercer el periodismo y están ejerciéndolo sin condiciones necesarias para su protección. Ha fallado la protección en el estado de Veracruz, no hay una política pública que esté funcionando”, acusó Trujillo.
En otras ciudades, como Córdoba, en la región montañosa central de Veracruz, un grupo reducido de periodistas también se manifestó para exigir justicia por el crimen de Valdivia.
El fotoreportero es el vigesimocuarto periodista asesinado en Veracruz en los últimos diez años.
Los homicidios de periodistas ocurrieron durante los mandatos de los gobernadores de Veracruz Javier Duarte de Ochoa (2010-2016), del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y hoy preso por corrupción, y de Miguel Ángel Yunes Linares (2017-2018), del Partido Acción Nacional.
También en el actual Gobierno de Cuitláhuac García Jiménez (2018-2024) del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el partido del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.
El 30 de marzo del mismo año, la periodista María Elena Ferral fue atacada a tiros y horas después murió en un hospital del estado de Veracruz.
Trujillo denunció que las autoridades han señalado que se han resuelto cuatro casos, pero en los hechos no hay ninguno que haya sido cerrado de manera satisfactoria.
Según la ONG Artículo 19, desde el año 2000 a la fecha se han documentado al menos 134 asesinatos de periodistas en México.
En 2020, con el de Valdivia, ya son cuatro los comunicadores asesinados en el país por su labor.
México es uno de los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo.
Según Reporteros Sin Fronteras (RSF), México fue el país del mundo con más periodistas asesinados en 2019 con diez casos.
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó este jueves el homicidio y demandó a las autoridades de procuración de justicia e “investigar de manera exhaustiva los hechos, con especial atención en la posible relación con su actividad periodística”.

Comparte tu opinión.