Eduardo Palmer, productor de “Cuba, satélite 13”, recibe premio a su carrera

0
511
Imagen de archivo del documentalista cubano Eduardo Palmer. EFE/Jorge I. Pérez

Miami, (EFE).- El productor cubano Eduardo Palmer, que filmó la caravana de Fidel Castro al entrar a La Habana en 1959 y terminó siendo su enemigo, recibirá este jueves, a sus casi 92 años, un premio a su trayectoria durante la presentación en Miami (Florida, EE.UU.) del documental “Cuba, satélite 13” (1963), producido por él y del que se cumplen 60 años de su estreno en Nueva York.
“Lo bueno de ese documental es que presenta, al principio, el progreso que había en Cuba antes de Fidel Castro, tanto en la agricultura como en la economía del país”, dice a EFE Palmer en Miami, donde vive.
“En la segunda parte”, añade, “empiezan los fusilamientos, confiscaciones; después vienen los actos de acción del exilio para librarse del comunismo”, comenta sobre el filme que se exhibirá en el Museo Estadounidense de la Diáspora Cubana.
Según un comunicado del Archivo del Cine Cubano de la Diáspora, un portal de acceso abierto en internet creado para “preservar las historias de los cineastas que viven o han vivido temporal o permanentemente fuera de la isla”, “Cuba, Satélite 13” hace referencia a la “conversión de Cuba en un nuevo peón de la Unión Soviética”.
El documental de 70 minutos, dirigido por Manuel de la Pedrosa y producido por Palmer, se estrenó en 1963 simultáneamente en once cines de Nueva York.
En el filme, añade el comunicado, los documentalistas trataban de demostrar que sumarse a la órbita soviética no era una buena idea.
“Fue el primer documental que habló del problema cubano en Estados Unidos”, asegura Palmer, quien tras salir de Cuba en 1960 llegó a ser director de El Panamericano, una empresa de comunicación para el mercado hispano de Estados Unidos.
“Se exhibió en cines comerciales, yo hablé con los dueños de cadenas de cine como Columbia (Pictures) y creyeron en mí. Cuando terminó la primera semana, los empresarios siguieron una segunda semana debido al lleno que estaban teniendo”, recuerda.
Según el productor, “en aquella época había más de 20 cines hispanos en Nueva York”, y también los había en otras ciudades como Nueva Jersey y Filadelfia.
Algunas de las imágenes que utiliza el documental, explica Palmer, provienen de archivos y otras forman parte del trabajo de El Panamericano, que filmaba “actividades importantes del exilio” cubano no solo en Miami, sino también en Puerto Rico.
“Todo eso se incluyó en el documental, pero en los primeros 15 minutos se exhibe cómo era Cuba antes de Castro”, reitera el productor, que en mayo cumple 92 años y quien recogió conflictos bélicos en El Salvador (1980), Nicaragua (1982), Granada (1983) y Panamá (1989).
“El título viene porque, en aquel momento, Cuba se convirtió en el décimo tercer satélite de la Unión Soviética”, detalló.
Sobre el premio que va a recibir, Palmer prefiere decir que se trata de “un reconocimiento, no de un homenaje; suena más bonito así”.
En el prólogo de “Mis 6 guerras”, autobiografía de Palmer editada en Miami por Alexandria Library, el ensayista y periodista exiliado cubano Carlos Alberto Montaner afirma que, “curiosamente, Palmer, hombre pacífico y gentil donde los haya (…) ha sido testigo de luchas en Centroamérica, en República Dominicana, en Venezuela y en otra media docena de sitios convertidos en mataderos sangrientos”.
“Palmer no empuñó las armas, sino la cámara, y se fue a la guerra, a la Guerra Fría, a contar sabia y objetivamente lo que pasaba frente al lente”, dice Montaner.
El cineasta Eliecer Jiménez Almeida, codirector del Archivo del Cine Cubano de la Diáspora junto al profesor universitario Santiago Juan-Navarro, señaló a EFE que “Cuba, satélite 13” “sale muy tempranamente y es precursor de muchas ideas anticastristas”.
“Se ve bien, es la mejor copia de esta película tan vieja que ya no existen los originales. Palmer va a hacer la donación pública del documental, nos va a donar una buena parte de sus archivos personales”, comenta Jiménez sobre quien califica como “el productor más paradigmático del cine del exilio cubano”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here