EEUU desconfió de México para detener al exministro Cienfuegos, dice experto

Fotografía de archivo fechada el 15 de septiembre de 2017, del ex secretario de Defensa, Salvador Cienfuegos durante su participación en un acto protocolario en Ciudad de México (México). EFE/José Pazos/Archivo

México (EFE News).- El Departamento de Justicia de Estados Unidos prefirió esperar y aguantar 14 meses para ejecutar una orden de captura contra el exsecretario mexicano de Defensa, Salvador Cienfuegos, que pedir la intervención de la Fiscalía General de la República (FGR) de México, consideró este miércoles un especialista.
Además, dijo que la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA, en inglés), a cargo de la detención de Cienfuegos el pasado jueves en Los Ángeles, asumió los riesgos diplomáticos y los costos que provocarían en su relación con el Gobierno mexicano.
“Los mecanismos actuales de cooperación bilateral en materia de seguridad están rotos y completamente rebasados”, dijo Carlos Pérez Ricart, profesor investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) en Ciudad de México
“Ante ello el Departamento de Justicia prefirió aguantar 14 meses una orden de captura que acudir a un proceso de extradición o pedir a la FGR que abriera su propia investigación”, consideró.
El experto añadió que ese hubiera sido “un caso inverosímil” en el actual contexto de impunidad que se vive México.
Durante su participación en la sesión “La DEA y Cienfuegos” parte de un seminario sobre violencia y paz del Colegio de México, Pérez Ricart dijo que con la detención de Cienfuegos “Estados Unidos, y en particular la DEA, dieron un paso radical en la agenda bilateral”.
Y con esta acción, dijeron: “Como no confío en ti (México) te dejo de tratar como país amigo o principal socio comercial y te empiezo a tratar como un país ‘bananero'”.
Muy crítico, el especialista dijo que las agencias de narcóticos “pueden llegar a tomar decisiones tremendamente unilaterales y agresivas cuando no ven desde su perspectiva una alternativa”.
“(Las agencias) asumieron el riesgo diplomático y el costo de los posibles desencuentros” con sus pares en otros países, añadió.
En el mismo encuentro, Raúl Benítez Manaut, profesor-investigador por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que en México existe una ausencia de rendiciones de cuentas y de mecanismos de transparencia y por ello, el país vive un cáncer político.
“Son ficticios los mecanismos existentes de observancia ciudadana, política y del Congreso para vigilar las actividades, estrategias y finanzas de los altos funcionarios de la administración pública, y no sólo los militares”, apuntó.

EEUU niega libertad bajo fianza a exministro mexicano por temor a que escape

Los Ángeles, (EFE News).- La Justicia de Estados Unidos negó este martes conceder la libertad bajo fianza al exsecretario de Defensa de México, Salvador Cienfuegos, por miedo a que escape el país para evitar continuar con el proceso judicial en su contra por sus lazos con el narcotráfico.
“La gravedad de los cargos que enfrenta hace crecer el riesgo de huida para evitar el proceso en su contra (…). Su influencia y poder político y una potencial condena de cadena perpetua son incentivos para escapar”, dictaminó Alexander MacKinnon, juez de la Corte Federal del Distrito Central de California en Los Ángeles.

En la segunda audiencia contra Cienfuegos, que fue retransmitida públicamente y a través de la aplicación Zoom, MacKinnon argumentó que dado “el historial y las características” del exministro mexicano, junto con “las pruebas presentadas ante la corte”, el general debería permanecer detenido.
Además, el juez de distrito anunció que este viernes firmará la orden para trasladarle a Nueva York en las próximas semanas, dado que es en ese estado donde Cienfuegos enfrenta varios delitos de narcotráfico y lavado de dinero.
El que fuese ministro de Defensa del hoy expresidente mexicano Enrique Peña Nieto (2012-2018) fue acusado el pasado viernes de narcotráfico y blanqueo de dinero, horas después de ser detenido en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles.
Los crímenes, según la acusación, se habrían cometido de 2015 a 2017, cuando Cienfuegos estaba al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional de México.
Tres de los cargos están relacionados con la producción, tráfico y distribución de estupefacientes y un cuarto con el blanqueo de capitales, según un documento de la Fiscalía Federal del Distrito Este de Nueva York.
Durante los argumentos iniciales, el abogado defensor, Duane Lyons, argumentó que no existe riesgo de fuga porque el exministro quiere “lavar su imagen” y solicitó la libertad bajo una fianza de 750.000 dólares que, según dijo, eran “los ahorros de toda la vida” de Cienfuegos.
El letrado también señaló que la edad del acusado, 72 años, pone en riesgo su salud durante la pandemia del coronavirus si permanece encerrado en una cárcel estadounidense.
Sin embargo, el juez desestimó estos razonamientos y denegó la petición de la defensa.
El general retirado Cienfuegos era considerado uno de los militares más reputados del Ejército y muy estimado entre las tropas, una carrera empañada por la desaparición de 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa en 2014 y, ahora, la detención el pasado jueves en Estados Unidos a petición de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, en sus siglas en inglés).

Comparte tu opinión.