Efectos secundarios de la vacuna AstraZeneca se pueden tratar con detección temprana

Coágulos de sangre relacionados con la vacuna AstraZeneca Oxford pueden mitigarse con la detección temprana

Coágulos de sangre relacionados con la vacuna AstraZeneca Oxford pueden mitigarse con la detección temprana

Reportes señalan que los coágulos provocados por la vacuna AstraZeneca/Oxford pueden mitigarse de forma efectiva si se realiza una detección temprana

Una nueva investigación demostró que las pruebas tempranas de coágulos de sangre en pacientes quienes recibieron la vacuna de AstraZeneca/Oxford llevaron a que fueran tratados con éxito. Ello pone en relieve la necesidad de una mayor conciencia del riesgo entre los especialistas de la salud.

El trabajo publicado en el British Journal of Haematology fue dirigido por investigadores de la Universidad rcsi de Medicina y Ciencias de la Salud y el Centro Nacional de Coagulación del Hospital St James. En el informe revelaron que los coágulos de sangre inusuales con las plaquetas generan una complicación rara después de aplicar la dosis de AstraZeneca. Sin embargo, algunos pacientes pueden presentar los síntomas al momento de ingresar a los hospitales por algún tipo de trombosis relacionada con la vacuna.

Ante esta situación, los expertos en la salud al ver que presentaban síntomas de trombocitopenia trombótica inducida por la vacuna (VITT), decidieron realizarles pruebas tempranas para la detección de algún coágulo. Los resultados de los análisis anticipados fueron tratados con éxito debido a su pronta reacción en el diagnóstico y posteriormente en su tratamiento y vigilancia clínica.

Michelle Lavin, autora principal del artículo e investigadora del Centro Irlandés de Biología Vascular y la Escuela de Farmacia en Ciencias Biomoleculares rcsi habló sobre los riesgos. Explicó: “El riesgo de desarrollar un coágulo de sangre a partir de la vacuna es menor en comparación a desarrollar algún coágulo por Covid-19“.

Además, la investigadora Lavin demostró que las directrices actuales carecen de la sensibilidad para detectar casos tempranos de coagulación incluida por la vacuna. Ello supone correr un riesgo de faltar o retrasar los diagnósticos, pero a medida que las detecciones tempranas evolucionan pueden mejorar los resultados para pruebas y tratamientos tempranos.

Cabe señalar, que este trabajo forma parte del Estudio Irlandés de vasculopatía COVID-19 (ICVS), auspiciado por un premio de re respuesta rápida COVID-19 de la Junta de Investigación en Salud. También por el apoyo filantrópico de la Fundación 3M a la Universidad rcsi de medicina y ciencias de la salud en apoyo a la investigación contra la Covid-19.

Aunque existe un miedo latente sobre la población de aplicarse la vacuna desarrollada por AstraZeneca/Oxford, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), afirmó que es efectivo poder inmunizarse con el medicamento. La vacuna actualmente posee el 76% de efectividad por cada dosis; además, con una segunda aplicación puede aumentar hasta un 84% según los expertos de la compañía. Ello gracias a que las vacunas para combatir el coronavirus producen anticuerpos para erradicar la proteína de espina en la cepa original del SARS-Cov-2.

DEJA UNA RESPUESTA