Ejército mexicano captura a una importante cabecilla del Cártel del Noreste

El Ejército Mexicano capturó este martes en un barrio de la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo a dos "integrantes claves" del Cártel del Noreste (CDN), Guadalupe Villarreal Gómez alias "la Teniente" de 41 años de edad y su pareja sentimental Edna "N". EFE/José Méndez/Archivo

Monterrey (México) (EFE News).- El Ejército Mexicano capturó este martes en un barrio de la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, estado de Tamaulipas, a dos “integrantes claves” del Cártel del Noreste (CDN), Guadalupe Villarreal Gómez alias “la Teniente”, de 41 años de edad, y su pareja sentimental Edna “N”.
Según informó en un comunicado la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), “la captura se realizó sin violencia durante la madrugada del 4 de agosto en la colonia (barrio) Sandía de Nuevo Laredo”.
La Teniente es considerada por la Secretaría de Seguridad de Tamaulipas como “una de los líderes más violentos del Cártel del Noreste”, nombre al que cambiaron los antiguos Zetas.
Primero se desempeñó como guardaespaldas de Sofía del Carmen Monsivais Treviño, sobrina de Miguel Ángel Treviño Morales, “el Z-40”, para posteriormente pasar a ser la responsable de los cobros por los secuestros que realizaba el Cártel del Noreste.
Villarreal nació en el vecino estado de Nuevo León y fue policía estatal, y en Nuevo Laredo, vecina de Texas, también dirigió un equipo que cobraba las extorsiones a negocios y “derecho de piso” para que operaran bares y centros nocturnos.
La Secretaría de la Defensa Nacional la señaló como responsable del “control de los informantes (halcones) que vigilan los movimientos de las autoridades y de los grupos rivales”.
Además, se “encargaba de la cooptación de autoridades de los tres niveles del gobierno para que colaboraran con el CDN, así como el reclutamiento de sicarios”, precisó el comunicado de la Sedena.
Destaca que la Teniente también supervisó el tráfico de armas proveniente de Estados Unidos para después distribuirlas entre todas las células delictivas de la organización.
El Cártel del Noreste, los antiguos Zetas, mantiene un férreo control sobre la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, por donde cruza buena parte del comercio terrestre entre México y Estados Unidos.
En los últimos meses, el brazo armado del Cártel del Noreste, conocido como la Tropa del Infierno, ha protagonizado enfrentamientos constantes con grupos de élite de la Policía de Tamaulipas y contra efectivos del Ejército Mexicano.
La constante violencia que registra Tamaulipas se ha sumado a lo que ocurre en estados del centro del país como Guanajuato, que encabeza el mayor número de asesinatos violentos en lo que va del año, según las cifras del Sistema Nacional de Seguridad.
El último ataque de la Tropa del Infierno contra efectivos del Ejército Mexicano dejó como saldo 17 sicarios fallecidos a comienzos de julio, enfrentamiento que ocurrió en una carretera del municipio de Nuevo Laredo.
México vive una ola de violencia sin precedentes y en 2019 registró 34.608 homicidios y 1.012 feminicidios.

Comparte tu opinión.