El 50.6% de la población del área McAllen es menor de 30 años

Representa la segunda mayoría en E. U.

Por José Luis B Garza

Con menos probabilidades de estar atados por la familia y las hipotecas, los jóvenes tienden a ser más móviles que sus contrapartes mayores. Las ciudades más baratas donde los jóvenes pueden permitirse alquilar o ser propietarios de una casa son especialmente atractivas para aquellos que todavía pueden estar cargados con préstamos estudiantiles o que recién están comenzando en sus carreras, reveló en un informe la empresa especializada en la materia Porch.

A nivel nacional, las personas menores de 30 años representan aproximadamente el 38% de la población, según datos de la Oficina del Censo de E. U.

A nivel estatal, Utah y Texas tienen las poblaciones jóvenes más grandes, donde el 48,2% y el 42,8% de la población tiene menos de 30 años, respectivamente. Ambos estados ofrecen costos de vida 3.5% más bajos que el promedio. Texas, en particular, se destaca por estar entre los mejores estados en cuanto a crecimiento poblacional total, migración neta y crecimiento de su población joven durante los últimos 10 años. Estas tendencias sólo se han acelerado durante la pandemia, que provocó que un mayor número de personas, familias y empresas se trasladen a Texas desde estados de alto costo como California en busca de impuestos más bajos, viviendas más asequibles y menos restricciones gubernamentales.

Si bien la población de E. U. está envejeciendo en su conjunto y muchas ciudades están lidiando con los efectos de tener poblaciones jóvenes estancadas o en declive, algunas ciudades y estados más accesibles se han vuelto especialmente populares entre los grupos de edad más jóvenes.

Las publicaciones iniciales del Censo Decenal de 2020 confirmaron varias tendencias demográficas importantes que presentan desafíos crecientes. Estas tendencias incluyen movilidad geográfica reducida, una disminución sin precedentes en el crecimiento de la población y una sociedad que envejece rápidamente. En 2000, más del 42% de la población de E. U. tenía menos de 30 años. Para 2020, esa cifra se había reducido a poco más del 38%. Por el contrario, los estadounidenses mayores de 65 años representaban el 12,4% de la población en 2000, pero ahora representan casi el 17% del total. Un factor importante que contribuye es que la tasa de fertilidad de E. U. ha caído durante seis años consecutivos y el número de nacimientos en 2020 fue el nivel más bajo desde 1979, precisa el informe.

Los efectos de estos cambios tendrán consecuencias duraderas en todo el país. Según un análisis del Brookings Institute, se proyecta que todos los estados y áreas metropolitanas continuarán experimentando un crecimiento en sus poblaciones mayores de 55 años. Esto conducirá a un aumento de los costos de atención médica y una disminución de los ingresos fiscales, entre otros desafíos.

Sin embargo, para los grupos de edad más jóvenes, con una proporción de población decreciente a nivel nacional, será en gran medida la migración la que determinará qué lugares experimentan ganancias o pérdidas. Y según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios, la asequibilidad es más importante para los menores de 30 años que cualquier otro grupo de edad.

Los datos del censo reciente muestran coherencia con estas tendencias, es decir, que los lugares con costos de vida por debajo del promedio tienden a atraer a más jóvenes.

DEJA UNA RESPUESTA