El gobernador Abbott anuncia acciones para frenar “crisis humanitaria del sur de Texas”

0
49
Abbott señaló que la crisis actual en la frontera sur es resultado directo de las políticas de frontera abierta de la Administración Biden.

•Reveló detalles durante su estancia en el Valle del Río Grande

•Pone en marcha la Operación Lone Star a lo largo de la frontera

Por José Luis B Garza

Mission.- El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció una serie de medidas para contrarrestar lo que calificó como una crsisis humanitaria en la frontera entre Texas y México, poco después de  realizar un recorrido aéreo por la frontera y recibir una sesión informativa de miembros de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS), el Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza y la Guardia Nacional de Texas.

“La Administración Biden ha creado una crisis en nuestra frontera sur a través de políticas de frontera abierta que dan luz verde a cárteles peligrosos y otras actividades delictivas”, dijo el gobernador Abbott. “La seguridad fronteriza es responsabilidad del gobierno federal, pero el estado de Texas no  permitirá que las fallas de la administración pongan en peligro las vidas de texanos inocentes. En cambio, Texas está intensificando acciones para llenar los vacíos que dejó el gobierno federal para asegurar la frontera, detener a criminales peligrosos y mantener seguros a los texanos ”.

Abbott señaló que la crisis actual en la frontera sur es resultado directo de las políticas de frontera abierta de la Administración Biden. El gobernador declaró que más de 800 extranjeros criminales han sido detenidos en Texas este año, incluidos delincuentes sexuales y miembros de pandillas, y muchas de esas personas habían sido deportadas antes.

“Los cárteles están aumentando el tráfico y el contrabando a lo largo de la frontera y están rebasando  los recursos de la patrulla fronteriza, una estrategia de las organizaciones para traer más elementos peligrosos del otro lado de la frontera, incluidos criminales violentos, contrabando e individuos de países de intereses especiales”, dijo.

El gobernador acusó a la Administración Biden por enriquecer a los cárteles con estas estrategias de frontera abierta y por no proporcionar vacunas a los miembros de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos.

Abbott también señaló que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de los E. U. es responsable de detener, realizar pruebas y poner en cuarentena a cualquier persona que cruce la frontera, y pidió a la Administración Biden que aumente la cantidad de instalaciones de ICE y proporcione más fondos a la agencia para permitirles hacer su trabajo.

El gobernador Abbott concluyó su conferencia de prensa asegurando a los texanos que el estado intervendrá para llenar el vacío creado por el gobierno federal y proteger a nuestras comunidades de las actividades delictivas a lo largo de la frontera.

El gobernador y el DPS arrancaron la Operación Lone Star, que desplegará activos de seguridad fronteriza aérea, terrestre, marítima y táctica en áreas de alta amenaza para negar a los cárteles mexicanos y otros contrabandistas la capacidad de transportar drogas y personas a Texas.