El Gobierno de Trump añade obstáculos para que asilados accedan a residencia

0
35
Varias personas acuden al evento para apoyar a los solicitantes de asilo durante el encuentro para conmemorar el primer aniversario desde la implementación del programa Protocolos de Protección Migratoria (MPP), en San Diego, California. EFE/ David Maung/Archivo

Washington, (EFE News).- El Gobierno del presidente Donald Trump amplió este martes los criterios que los funcionarios del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) usan para determinar si citarán para una entrevista a los asilados que están ajustando su estatus para convertirse en residentes permanentes.
“La lista actualizada de los criterios para una entrevista proporciona una mayor paridad con los criterios que USCIS aplica para determinar si entrevistará a otros solicitantes (de residencia permanente). Cada determinación por parte de USCIS de prescindir o requerir una entrevista seguirá haciéndose, caso por caso, a juicio del funcionario de USCIS”, indicó una nota de la agencia.
La agencia reconoció que los criterios actualizados “pueden resultar en que a más solicitantes se les requiera que comparezcan para una entrevista (pero) los cambios son necesarios para asegurar la integridad del programa y sustenta los esfuerzos para detectar y prevenir el fraude, y los riesgos de daño para Estados Unidos”.
Fernando Romo, abogado de inmigración y principal asesor de la Asociación de Salvadoreños de Los Ángeles (ASOSAL), explicó a Efe que normalmente los asilados políticos que solicitaban el ajuste de estatus para la residencia permanente solo enviaban la documentación y los formularios a USCIS pero generalmente no se les citaba para una entrevista personal con un funcionario..
“Casi siempre nos llegaba todo por correo, no había entrevista y el asilado, si cumplía con todos los requisitos de elegibilidad, conseguía su residencia sin problema. Ahora con esta nueva política básicamente van a obligar a la mayoría de asilados a ir a una entrevista de ajuste de estatus”, añadió.
El problema con las nuevas reglas, según Romo, es que existe riesgo de que el agente de USCIS pregunte nuevamente sobre la solicitud original de asilo. “Es preocupante, especialmente para aquellos que su caso de asilo no fue muy fuerte; es una nueva revisión al caso”, insistió.
El Gobierno de Trump ha instaurado centenares de cambios en los trámites de inmigración, adopción de la ciudadanía, visas temporales y asilo, y continúa con esas modificaciones a poco más de un mes del inicio de la Administración del presidente electo Joe Biden.
Romo aclaró que esta nueva orden puede ser desecha por el Gobierno de Biden.