El sucesor de Jim Darling

Cuando Jim Darling, actual alcalde de McAllen, hizo pública su decisión de no buscar una reelección más, marcó el arranque de la participación de varios ciudadanos aspirando a ocupar su posición.

Algunos de ellos probablemente habrían pensado ya en la oportunidad de estar al frente de esta población, pero la ausencia de Darling seguramente alentó la posibilidad para algunos de postularse y, mínimamente, figurar como candidato o candidata, como suele decirse, aunque sea “para los récords”.

Darling es un experimentado abogado que por largo tiempo, antes de ser alcalde o Mayor, como se dice en inglés, prestó servicios legales a la ciudad, convirtiéndolo en un profundo conocedor de la estructura administrativa y funcionamiento de los servicios de esta dinámica población, de la que ha estado al frente por dos períodos.

McAllen es una ciudad con una población de alrededor de 140,000 habitantes, más del 80 por ciento de ellos considerados hispanos, un 12 por ciento anglos y el resto dividido en grupos de origen asiático, africoamericano  y de otras latitudes del mundo.

Esta urbe fronteriza tiene un gran significado en lo comercial; se ha convertido en un símbolo de las compras al menudeo internacional, si bien disminuido en el último año por las restricciones para que los mexicanos viajen a territorio estadounidense por la vía terrestre.

El veterano periodista, el mejor que ha dado el Valle de Texas, Eloy Aguilar, ya fallecido, solía llamar a McAllen “La ciudad Santa”, no estrictamente en el sentido religioso, sino en el sentido de las grandes oportunidades e iniciativas que tenían lugar en esta localidad.

McAllen es una ciudad que cuando menos hasta antes del pandemia, tenía no solamente una gran recepción de promotores, consumidores y turistas procedentes de México sino de otros países.

Asimismo, a través de los años logró cultivar una estrecha relación con las que considera ciudades hermanas, la mayoría de ellas en México.

La Corporación de Desarrollo Económico de McAllen, que preside Keith Patridge y que se sustenta con los impuestos que se generan en el comercio en la población, ha sido la gran promotora de la industria maquiladora en varias regiones de México, pero especialmente en Reynosa, donde no solamente se aportan grandes capitales destinados a la industrialización, sino que generan miles de empleos que, por cierto, siempre presumen, con justa razón, los alcaldes reynosenses junto con sus secretarios de desarrollo económico.

El proceso electoral en McAllen no es un hecho de importancia exclusivamente local. La cooperación y acciones existentes entre esta ciudad y otras fronterizas de México, especialmente Reynosa, la convierten en un factor importante a la hora de tomar algunas decisiones que afectan a la frontera, sin menospreciar el peso que tienen poblaciones como Pharr, Mission y Edinburg, por mencionar algunas.

Y tras la anunciada salida de Jim Darling, ya hay candidatos registrados para sucederlo y en las próximas semanas seguramente arreciará la actividad por lograr ganar la elección, meta relativamente difícil porque se requiere una mayoría absoluta para declararse ganadora, es decir, de más del 50 por ciento de los votos. De no obtenerse tendrá que convocarse a una elección de desempate entre los dos contrincantes que obtengan más votos.

El período de elección anticipada, modalidad que permite acudir a votar antes de la elección general, se inicia el 19 de abril y la fecha de la elección definitiva será el primero de mayo.