Familia de Selena y Chris Pérez ponen fin a batalla legal por derechos

Imagen de archivo en la que se observa la estrella de la fallecida cantante estadounidense-mexicana Selena Quintanilla, después de una ceremonia póstuma en el Paseo de la Fama de Hollywood, California. EFE/EPA/MIKE NELSON

Los Ángeles,  (EFE News).- La familia de la estrella texana Selena Quintanilla (1971-1995) y el viudo de la cantante, Chris Pérez, han resuelto sus diferencias tras una larga disputa legal por los derechos sobre la imagen de la artista, anunciaron las dos partes a través de las redes sociales.

La disputa legal entre la familia Quintanilla y Pérez se dio tras el anuncio del viudo sobre la realización de una miniserie basada en las memorias “Para Selena, con amor”, escritas por el músico en 2012.

En 2017, el padre de Selena, Abraham Quintanilla, se opuso al programa y calificó las memorias de “libro no autorizado”, y presentó en Texas una demanda contra Pérez y dos empresas que planean convertir el libro en una serie.

La demanda argumentaba en ese momento que, después del asesinato de Selena en 1995, Pérez firmó un acuerdo que le daba a la familia de ella todos los derechos sobre la imagen y el nombre de la cantante.

Un juez en Texas dictaminó que la demanda podía seguir adelante.

La tarde del martes, Pérez escribió en su cuenta de Twitter que la disputa legal con la familia Quintanilla se había “resuelto amistosamente”.

“Ahora que estos temas han quedado atrás, en el futuro, mi esperanza, y la esperanza de la familia Quintanilla, es que trabajemos juntos para continuar honrando y celebrando el legado de Selena”, agregó.

Pérez y Selena se conocieron cuando él se unió a su banda, Los Dinos, en 1990. Abraham Quintanilla se opuso a la relación del músico con su hija, pero la pareja se casó en secreto en 1992, cuando ella tenía 20 años.

El padre de Selena colocó en su página de Facebook un mensaje similar al de Pérez la tarde del martes señalando que él y toda la familia Quintanilla habían resuelto amigablemente la disputa legal con el viudo de la cantante.

Ni Pérez ni Abraham Quintanilla revelaron detalles del acuerdo al que llegaron.

No obstante, a Quintanilla y su familia aún les quedan algunos problemas legales por resolver sobre el uso de la imagen de Selena.

El mes pasado una jueza de Los Ángeles encontró méritos suficientes para que Moctesuma Esparza, el productor de la película “Selena” (1997), prosiga con una demanda que alega que Abraham Quintanilla y la familia violaron un contrato al otorgar licencias de los derechos vitalicios de la cantante a Netflix.

Esparza argumenta que él y Quintanilla establecieron una empresa conjunta en 1995 a la que se le asignarían los derechos cinematográficos y televisivos de las historias de Selena.

Al año siguiente, esa empresa hizo tratos con Warner Bros., que produjo la película basada en la vida de Selena encarnada por Jennifer López.

El productor alega que la empresa conjunta mantendría los derechos hasta la expiración de los derechos de autor de la película, mientras que la familia de Selena ha insistido en que una enmienda al contrato le devolvía los derechos, según informó el medio especializado The Hollywood Reporter.

Selena fue asesinada a tiros en 1995 por la presidenta de su club de fans, Yolanda Saldívar, quien está cumpliendo cadena perpetua. Ella es elegible para libertad condicional en 2025.

DEJA UNA RESPUESTA