Futuro incierto de la niñez en el Valle

0
206
En el Valle, el 68 por ciento de los menores viven en colonias donde existe una gran pobreza, en comparación con el 18 por ciento a nivel estatal.

(Segunda parte)

Por Diana Grace Partida

CONDICION ECONOMICA

Las oportunidades de éxito para los niños se pueden medir a través de la movilidad económica. El grado en el que los antecedentes de la familia del niño predicen los resultados futuros del niño.

Tanto la segregación de razas como la segregación de ingresos están estrechamente relacionadas con los índices más bajos de movilidad económica para todos. Los niños que viven en áreas más segregadas tienen menos facilidades económicas que los niños que viven en áreas menos segregadas.

Esto quiere decir, que los niños que crecen en las colonias del Valle del Río Grande enfrentan desafíos especiales, lo que les pueden evitar que tengan oportunidades y recursos.

En el Valle, el 68 por ciento de menores viven en colonias donde existe una gran pobreza, en comparación con el 18 por ciento a nivel estatal.

Debido a los altos índices de pobreza y falta de servicios públicos e infraestructura, las personas que viven en las colonias enfrentan dificultades que no se ven en el resto de los Estados Unidos.

Los niños que crecen en las colonias del Valle de Río Grande se enfrentan a desafíos especiales, lo que les puede evitar que tengan las mismas oportunidades y recursos que otros niños en el país.

SALUD

Graves enfermedades afectan a la población de las colonias en un índice más alto que en todo Texas, y a menudo los problemas de salud no se atienden. Los niños que crecen en las colonias enfrentan obstáculos de vivienda, educación y salud.

Esto puede provocar un crecimiento lento al igual que un índice bajo en el desarrollo educativo.

El criar niños sanos es más que motivarlos a comer verduras y hacer ejercicio. La salud es también

asegurar que los niños puedan tener acceso a comidas saludables regularmente, vivir en entornos

seguros, recibir atención médica preventiva e ir al doctor cuando lo necesiten.

INSEGURIDAD ALIMENTICIA

El 30 por ciento de los niños en el Valle del Río Grande (40,800 niños en el condado de Cameron y 82,400 niños en el condado de Hidalgo) no tienen acceso constante a suficientes alimentos para llevar una dieta saludable.

Cuando las familias tienen problemas económicos, apartan poco dinero para comprar alimentos; esto aumenta las probabilidades de que los niños pasen hambre. Cuando los niños están en la edad de crecimiento y no tienen nutrientes esenciales, ellos presentan retraso en su crecimiento físico, intelectual y emocional.

La falta de alimentos provoca dificultades para concentrarse en la escuela y probablemente presenten problemas sociales y de comportamiento. Asimismo, se han observado índices más altos de obesidad entre las personas con carencias alimenticias ya que las colonias de bajos ingresos no pueden costear alimentos saludables de alta calidad.

ACCESO A SERVICIOS MEDICOS

El Valle de Rio Grande tiene uno de los índices más altos de niños sin seguro médico en Texas.

Los niños hispanos son los más propensos a no tener seguro, tanto en el Valle de Rio Grande como en el estado. La principal barrera es el empleo que no ofrece seguros accesibles a las familias.

DESEMPLEO

El Valle del Río Grande tiene niveles más altos de desempleo que Texas. La probabilidad de no tener empleo en el Valle del Río Grande disminuye considerablemente con la educación: las personas que tienen solamente el certificado de preparatoria tienen aproximadamente el doble de probabilidades de estar desempleados en comparación con los que tienen una licenciatura (carrera).

OTROS

Otros factores como la estructura familiar y el género también aumentan el riesgo de pobreza. Las familias de padres solteros en el Valle del Río Grande tienen más probabilidades de pobreza que las familias de padres casados. Los índices de pobreza para padres solteros también son diferentes según el género. La familia con madre soltera en el Valle del Río Grande tiene más probabilidades de vivir en pobreza que la familia con padre soltero. Esta situación se debe a la diferencia de salario entre hombres y mujeres en Texas.

CONCLUSION

El Valle del Río Grande puede ser un lugar donde cada niño tenga los elementos básicos: salud, educación y seguridad económica para alcanzar su máximo potencial. Para lograr esto, se deben establecer políticas públicas de sentido común y métodos que desarrollen las habilidades de todos los niños.

La igualdad para el bienestar infantil: por colonia, ingreso, situación migratoria, raza y origen étnico, debe ser un valor que se refleje en nuestras decisiones, y una meta para todos nosotros.

El Valle del Río Grande puede seguir aprovechando la riqueza de su historia para crear no solamente

políticas sólidas de igualdad a nivel local, sino también para usar la fuerza de su experiencia e influencia para asegurar que los legisladores apoyen su trabajo a nivel estatal.

Al aumentar las expectativas y eliminar las diferencias en el bienestar infantil en cuanto al lugar donde viven, ingreso, situación de inmigración, raza y origen étnico, el Valle del Río Grande puede utilizar las fortalezas de su población infantil y ofrecer mejores oportunidades para que todos los niños alcancen su potencial.