Gobiernos de Nuevo León y Texas acuerdan reforzar la seguridad en la frontera

0
238
Fotografía cedida hoy, por el Gobierno de Nuevo León, del mandatario estatal Samuel García (i) y el gobernador de Texas Gregg Abbott (d) durante la firma de un acuerdo en la ciudad de Laredo, estado de Texas (Estados Unidos). . EFE/Gobierno de Nuevo León

Monterrey (México), (EFE).- Los gobiernos del estado mexicano Nuevo León y del estado de Texas (Estados Unidos), firmaron este miércoles un acuerdo para reforzar la seguridad en la frontera que comparten, lo cual ayudará a agilizar el transporte de mercancías por el Puente Internacional Colombia, hacia Laredo.
En un comunicado, el gobernador de Nuevo León, Samuel García, indicó que el acuerdo, que favorecerá a su estado y a Texas, dará prioridad a la seguridad en el punto de revisión de Colombia para evitar el tráfico ilegal de personas y drogas.
“Este día los dos estados, creo que los dos estados más importantes (de ambos países), están haciendo un memorándum de entendimiento que tenemos que ayudar a los dos lados a tener una frontera con más seguridad”, dijo García.
“Ayer en Nuevo León comenzamos una serie de puntos de revisión en nuestra frontera, para asegurar que el gobernador Abbott no tendrá ningún problema con Nuevo León”, agregó García.
En su oportunidad, Abbott celebró el acuerdo y reconoció las acciones de las autoridades de Nuevo León para evitar el tráfico ilegal de personas.
“El gobernador García ha comenzado y continuará reforzando las medidas de seguridad en el lado fronterizo de Nuevo León para prevenir la migración ilegal”, señaló Abbott.
Además, aseguró que el acuerdo permitirá a Texas detener las inspecciones intensificadas para vehículos provenientes del estado de Nuevo León, pero que continuarán en otros puentes fronterizos de los estados mexicanos de Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas.
El republicano, que busca la reelección este año, impuso desde la semana pasada nuevas revisiones estatales al transporte de carga en aras de detener indocumentados, pero en el camino ha detenido el 60 % del tráfico comercial binacional, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE.UU.
Además ha sido críticado por los impactos económicos derivados de las demoras en los cruces fronterizos, que se estiman en 8 millones de dólares diarios y afectan principalmente a las industrias de ensamblaje, automotriz, de tecnología y perecederos, según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México.
Abbott dijo que esperaba reunirse con más funcionarios mexicanos esta semana y que las revisiones exhaustivas al transporte de carga de esos estados seguirán, “a menos que se lleguen a acuerdos similares con los gobiernos de esos estados”.
En respuesta, los gobernadores de lo estados mexicanos de Tamaulipas y Coahuila, Francisco García Cabeza de Vaca y Miguel Riquelme Solís, respectivamente, enviaron el martes una carta a Abbott advirtiendo que “las nuevas medidas de inspección están creando estragos y problemas económicos en ambos lados de la frontera”.
“El estado de Texas siempre ha sido un gran vecino de Tamaulipas y Coahuila. Esta región fronteriza única es la puerta de entrada comercial más activa de América del Norte. México es el socio comercial más grande de Estados Unidos y Texas”, señaló la carta.
Los gobernadores mexicanos le pidieron a Abbott reconsiderar las inspecciones.
“Nos preocupan los altos costos de logística, el daño ambiental y los problemas de la cadena de suministro que son subproductos de estas inspecciones y le pedimos que considere brindar un servicio rápido en los puertos como siempre lo ha hecho Texas”, agregó la misiva.
Además, precisaron que “la seguridad comercial entre México y Estados Unidos es seguridad nacional para ambos países, y nos damos cuenta de que hay problemas serios que deben abordarse, y creemos que es importante que todos nos sentemos a la mesa”, señalaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here