Hongos y bacterias, enemigos naturales de los bienes culturales de la humanidad

0
324
Proliferación de hongos y bacterias que generan resistencia a soluciones antibacteriales, son un riesgo a la salud, pueden ser combatidas con nanotecnología.

Germenes arriesgan bienes cultutrales y personal que los maneja

NotiPress.- Cada 18 de mayo se conmemora el Día de los Museos, un día en el cual se celebran actividades internacionales en los diferentes recintos. La finalidad de la fecha es reconocer la función de estos espacios los cuales, entre otras cosas, preservan y difunden la historia cultural de la humanidad. Para que esto sea posible, también hay tecnologías que avanzan en dirección hacia este objetivo, tal es el caso de la nanotecnología y su uso para la preservación de las obras.

Un museo colecciona, investiga y presenta, pero también preserva las diferentes obras de exposiciones, desde las tendencias hasta aquellas con largo tiempo exhibiéndose en sus vitrinas. México ocupa el segundo lugar de países de Latinoamérica en tener una mayor cantidad de recintos con mil 432 de ellos en todo el país. La Ciudad de México (CDMX) figura como la entidad donde se ubican la mayoría de galerías con 168, seguida de Jalisco con 95 y el Estado de México donde hay 83.

En este sentido, la nanotecnología, es una manipulación a nivel atómica y molecular de la materia para su aplicación desde la genómica, ingeniería, computación, medicina, y por supuesto la conservación de bienes culturales. Estas ayudan en la eliminación de hongos y bacterias en los espacios museográficos y las piezas que se albergan en el lugar. Pues el desarrollo de estos gérmenes pueden representar un riesgo a la salud de las personas quienes se encuentran en contacto con estos bienes.

Norma García, es maestra en restauración y conservación, y secretaria de promoción y difusión del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS MÉXICO) de la UNESCO. Compartió para NotiPress sus impresiones al respecto, afirmó, los agentes biológicos “que atacan tanto a los bienes como a los expertos que los manipulan, son los hongos más agresivos“.

Tales proliferaciones, asegura Norma García pueden generar en las personas dermatomicosis superficiales o micosis interna, hasta padecimientos respiratorios. En las piezas son capaces de generar grandes pérdidas, afirmó “estos degradan y manchan el papel, piel, pergamino, cera y textiles, e incluso provocan la pérdida de imágenes en películas y fotografías“.

Dichas soluciones basadas en nanotecnología están actualmente accesibles a través de eviter. Una marca con presencia mundial que ofrece productos basados en tal innovación tecnológica. Aseguran, sus artículos actúan sobre el ADN o ARN de los patógenos con lo cual no permiten estos puedan generar resistencia, una preocupación a un potencial problema mayor.

La utilización de este tipo de tecnologías resulta eficiente no solo en el cuidado de la salud sino también de los bienes culturales arqueológicos, históricos y artísticos. De esta manera la nanotecnología se vuelve una aliada de los museos, digna de mencionarse por sus aportaciones a la conservación y restauración.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here