Houston despide a la soldado hispana Vanessa Guillén en ceremonia abierta

Houston (TX), (EFE News).- Una carroza blanca que llevaba el féretro con los restos mortales de la soldado hispana Vanessa Guillén llegó poco antes del mediodía del viernes a las instalaciones de la escuela César Chávez High School en Houston, Texas, donde se realiza una ceremonia abierta al público y a la que llegaron cientos de personas.
Familiares y amigos de la joven asesinada el 22 de abril en la base militar de Fort Hood siguieron la carroza durante un recorrido alrededor de la pista de carreras de atletismo de la preparatoria, de donde se graduó la soldado en 2018, antes de su entrada al auditorio donde se realiza la ceremonia.
El acto será transmitido por redes sociales hasta las ocho de la noche, cuando concluye, y se ha pedido a los asistentes respetar el distanciamiento social y el uso de mascarilla como medidas para frenar la propagación del coronavirus.
“Hoy no estamos acá por justicia, por los políticos o por la legislación. Hoy estamos acá para recordar, honrar y respetar a Vanessa Guillén y su maravillosa vida”, dijo Lupe Guillén, hermana menor de la soldado, durante la ceremonia.
El féretro, donado a la familia por el diseñador Trey Ganem, está decorado en verde, color favorito de Guillén, con un balón de fútbol y el número 11 que la identificaba cuando practicó ese deporte, y las banderas de México y Estados Unidos, además de una imagen de la Virgen María.
El velorio ha estado acompañado por canciones religiosas, música den mariachi y testimonios de amigos y familiares en honor a la soldado, mientras los asistentes han podido acercarse al ataúd para rendirle un homenaje.
Asimismo, el artista Ange Hillz, reconocido por sus cuadros hechos en pocos minutos y quien pintó un retrato de George Floyd durante su velorio, realizó un retrato de Guillén vestida de militar sobre un gran lienzo negro.
Las congresistas demócratas Sheila Jackson Lee y Sylvia García (Texas) asistieron al funeral, así como el jefe de la Policía de Houston, Art Acevedo, y Ana Luisa Tapias, representante de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC).
La abuela materna y seis tíos de la soldado que viven en el estado mexicano de Zacatecas recibieron visas humanitarias para asistir al funeral por medio de la intervención de la representante Sylvia García, quien ha acompañado a la familia desde la desaparición de Guillén.
Según la abogada de la familia Natalie Khawam, los Rangers de Texas entregaron el pasado lunes los restos de la joven a la casa funeraria, y aseguró que mañana se realizará el funeral privado en el Forest Park Lawndale, al suroeste de Houston.
El presidente Donald Trump se reunió con la familia el pasado 30 de julio en la Casa Blanca, donde manifestó que ayudaría para que se facilitara la entrega de los restos e incluso ofreció apoyo económico para el funeral.
Los restos de la soldado fueron hallados a finales de junio cerca al rio León, en el condado de Bell, luego de dos meses de que la joven desapareciera.
El especialista del Ejército Aaron David Robinson de 20 años, quien se suicidó tras escaparse de la base de Fort Hood cuando las autoridades lo buscaban para interrogarlo, es el principal sospechoso de la desaparición y muerte de Guillén.
La civil Cecily Aguilar, pareja de Robinson, acusada de conspiración para alterar evidencia, deberá enfrentarse al juicio en su contra el 28 de septiembre.
La familia y su abogada esperan que sea aprobada la ley #IAmVanessaGuillen (YoSoyVanessaGuillen) que fue presentada ante el Congreso y que ayudaría a las víctimas de acoso y agresión sexual dentro del Ejercito a reportar sus casos ante un organismo independiente.

Comparte tu opinión.