Hyundai Tucson Híbrido del 2022, con un distintivo toque de modernidad

Por Enrique Kogan

Hyundai tenía que renovar al Tucson y le dio un rediseño para el modelo 2022, con un toque distintivo de modernidad.

El fabricante Coreano vende el Tucson desde el 2004, un SUV que encaja debajo del Santa Fe y por encima del Kona, siendo el modelo de SUV de Hyundai más vendido del mundo, con más de 7 millones de unidades vendidas desde su lanzamiento.

En su cuarta generación, la nueva versión es bastante diferente, con una firma de luces delanteras en cascada, pasos de rueda cuadrados y pliegues llamativos en la carrocería.

Probamos el modelo híbrido; ya habíamos probado el de gasolina en la misma ciudad de Tucson. El Tucson PHEV se lanzará más adelante.

Nuevo y renovado estilo

El nuevo estilo exterior del Tucson es más atrevido que su aspecto, con pliegues en los lados de la carrocería, una llamativa parrilla delantera y nuevas luces traseras con barras de luz que se extienden por toda la parte trasera del vehículo.

Es un gran cambio con respecto a la apariencia bastante desabrida del antiguo Tucson que parecía anticuado desde el principio.

Esta nueva parrilla, incorpora luces de circulación diurna. Las dos columnas exteriores de molduras triangulares que parecen componer la parrilla con luces LED disfrazadas, cuando están apagadas, son indistinguibles del resto de la rejilla, y las compartirá con la Santa Cruz.

El Tucson es mucho más grande en este nuevo modelo, ya que agrega 6.1 pulgadas de largo total, 3.4 pulgadas de distancia entre ejes y 0.6 pulgadas de alto y ancho.

La amplitud adicional se ha trasladado al interior, que ve un gran salto en la capacidad de carga a 38,7 pies cúbicos, en comparación con 31,0 pies cúbicos, con los asientos levantados y 74,8 pies cúbicos con ellos plegados.

El asiento trasero también crece a 41.3 pulgadas de espacio para las piernas, 3.1 pulgadas más que el modelo pasado.

El parabrisas es amplio y el grupo de indicadores se puede ver todo el camino hasta donde el parabrisas se encuentra con el tablero. Todo ese vidrio combinado con una posición de asiento alta, proporciona una vista imponente de la carretera.

Tren de potencia

El híbrido de nuestra prueba, tiene un motor de 4 cilindros turbo de 1.6 litros con más potencia que el motor de gasolina estándar, con 180 caballos de fuerza, 195 libras pie de torque, y 226 caballos agregando el motor eléctrico.

La versión de gasolina con su motor de 4 cilindros de 2.5 litros genera 187 caballos de fuerza y 178 libras pie de torque.

Ambos sistemas de propulsión emplean transmisiones tradicionales, una automática de 8 velocidades para el de gasolina y una automática de 6 velocidades para el híbrido.

La tracción total es estándar para el híbrido, mientras que el de gasolina viene con tracción delantera de forma predeterminada y la tracción total es una opción en todos los niveles de equipamiento.

El motor de gasolina se ofrece en versiones SE, SEL y Limited, mientras que el híbrido viene en Blue, SEL Convenience y Limited. El Blue y SEL Convenience se basan en los modelos de gasolina SE y SEL, pero con un paquete de opciones agregado.

Estilo interior

El nuevo Tucson es más cómodo que la última generación, ya que comienza con los conceptos de diseño de primer nivel que debutaron en el Sonata y los lleva aún más lejos. Los asientos del conductor y del pasajero delantero son flexibles y brindan apoyo, y los ocupantes tienen mucho espacio para estirarse.

El Tucson tiene menos plásticos duros en el tablero y la consola central se siente más refinada, aunque la gran cantidad de controles táctiles para todo, desde el clima hasta el volumen, no son tan fáciles de usar como las perillas y botones físicos.

La segunda fila tiene un buen acolchado de cojines y un banco ancho que debería seguir siendo atractivo para cuatro personas en largas distancias.

Trae uno de los mejores asientos traseros de cualquier SUV compacto y se adapta fácilmente a los pasajeros altos, incluso llevaría sin problemas a tres adultos para viajes más cortos.

Las 3 pulgadas de espacio adicional para las piernas en la parte trasera del nuevo Tucson y los respaldos de los asientos traseros reclinables deberían brindar a la mayoría de las personas suficiente capacidad de ajuste para encontrar un lugar cómodo.

Su interior es muy espacioso y los respaldos de los asientos también se reclinan. Su gran techo corredizo panorámico le dio un toque de amplitud que sólo modelos de lujo tienen.

El área de carga del nuevo Tucson es más grande que el modelo anterior, lo que le brinda más practicidad a los pasajeros.

Tecnología

Las actualizaciones tecnológicas del Tucson son familiares en Hyundai ya que sus opciones de pantalla coinciden con las del Elantra. La pantalla táctil estándar de 8.8 pulgadas viene con Apple CarPlay inalámbrico. Android Auto siempre requiere un cable.

La versión Limited trae una pantalla táctil más grande de 10.3 pulgadas con navegación, aunque pierde la capacidad inalámbrica para CarPlay.

Algunos modelos traen el paquete de conveniencia, que ofrece una plataforma de carga inalámbrica con la pantalla más pequeña, creando una experiencia totalmente inalámbrica para los usuarios de iPhone.

Seguridad

Viene de serie con frenos de disco antibloqueo, control de tracción y estabilidad, airbags laterales en los asientos delanteros, de larga duración airbags laterales de cortina y un airbag para las rodillas del conductor.

El Tucson trae varias ayudas de conducción avanzadas, que incluyen asistencia para mantenerse en el carril, asistencia para centrar el carril y advertencia de colisión frontal con frenado automático de emergencia y detección de peatones.

El monitor de punto ciego disponible ahora puede presionar los frenos si comienza a ingresar a un carril ocupado por otro automóvil. Una cámara de punto ciego enciende la señal de giro, y el sistema puede detener el Tucson si un automóvil o peatón se cruza en su camino mientras está en reversa.

El control de crucero adaptado, un sistema de cámara de estacionamiento de 360 grados y estacionamiento remoto automatizado (función Smart Park de Hyundai) están disponibles en los modelos más lujosos.

En carretera

El Tucson Híbrido es rápido y fácil conducir por varias razones. El motor híbrido usa una rápida ráfaga de electricidad para poner en movimiento al auto, distinto al turbo que probé hace unos meses, que se acelera y brinda una experiencia más fluida. La potencia de paso es mejor y más predecible en el híbrido.

La aceleración para una conducción normal es adecuada, pero es posible que le falte un poco cuando necesite un aumento de velocidad, como al pasar por una autopista.

En las carreteras malas y sinuosas, las versiones híbridas también se destacaron gracias al sistema de manejo electrónico, que utiliza el motor eléctrico para frenar ligeramente las ruedas delanteras para agudizar el giro y aumentar la tracción. Después de eso, la potencia se desplaza hacia atrás para una patada adicional en la salida de la esquina.

La suspensión del Tucson absorbe la mayoría de las imperfecciones de la carretera sin sentirse demasiado flotante. Este es un SUV pequeño que es fácil de maniobrar por la ciudad.

No es un SUV que se vanagloria de ser atlético, ya que tiene un notable balanceo de la carrocería y tiende al subviraje cuando se lo empuja, pero en realidad este híbrido es un vehículo de buen manejo.

Por la parte negativa, el Tucson dejó entrar más viento y ruido de neumáticos de lo esperado, pero es algo normal en estos SUV del segmento, no en los alemanes, claro.

Conclusión

Todos los Hyundai Tucson del 2022 con sus respectivos motores son competitivos en su clase, pero para mi entender el híbrido es la opción más convincente, ya que es un vehículo dinámico y eficiente.

Con una adicional amplitud, mejoras tecnológicas y un cambio de imagen, el Hyundai Tucson del 2022, tiene una buena ventaja sobre el modelo anterior y se pone a tono con sus competidores.

Precio: Desde US$ 30,650 el blue híbrido hasta el Limited híbrido US$ 38,950

Consumo: 37 mpg ciudad / 36 mpg carretera, con 32 millas de rango eléctrico en el híbrido