Impulso bipartidista podría aprobar este año el Museo Latino Americano

0
52
El senador republicano de Texas, John Cornyn en el Capitolio en Washington, DC (EE. UU.). EFE/ Erik S. Lesser/Archivo

Washington, (EFE News).- El ímpetu bipartidista podría hacer que el Senado apruebe este año la creación en la capital del Museo Latino Americano, institución que pondrá de relieve el importante papel de la principal minoría en el país a lo largo de su historia, dijo a Efe Estuardo Rodríguez, presidente del grupo promotor de la iniciativa.
La Cámara de Representantes aprobó por unanimidad a fines de julio un proyecto de ley para la creación de un museo que expondrá el aporte de los latinos en Estados Unidos, según sus promotores, quienes creen que la actual coyuntura electoral, en la que el voto hispano es vital, podría dar el empuje final para su concreción.
En el Senado quienes están ahora dando más apoyo al proyecto son los republicanos John Cornyn, de Texas, y Marco Rubio, de Florida.
“Estamos en un período de la historia bien complicado”, admitió Rodríguez, un cabildero que lleva 15 años participando en los esfuerzos para concretar la institución y preside ahora el Grupo de Amigos del Museo.
“Pero siempre ha habido retos y otras prioridades. Nunca habrá un momento perfecto y cada momento exige que hagamos varias cosas”, agregó.
En torno al parque central o “Mall” de Washington hay varios museos administrados por el Instituto Smithsonian, incluido uno dedicado a los Indígenas Americanos, inaugurado en septiembre de 2004, y otro a la Historia de Afroamericanos, inaugurado en septiembre de 2016.
“La realización del Museo de Historia de los Afroamericanos llevó 50 años”, recordó Rodríguez. “Nuestro trabajo consiste en avanzar la legislación, y luego llegará la etapa de trabajar junto con académicos, historiadores, líderes hispanos de todo el país y centros culturales para armar la idea que se necesita”.
La ubicación misma del museo soñado es algo incierta teniendo en cuenta los espacios disponibles en el parque de 25 cuadras de largo y seis de ancho.
Rodríguez recordó que en algún momento se pensó utilizar el edificio del Museo de Artes e Industrias, conocido como “el Castillito” y que es la figura que ha distinguido al Smithsonian Institute por décadas y otrora albergó las oficinas de este instituto.
“Pero este es el segundo edificio más antiguo en el Mall, y existe la restricción de que no se puede modificar su exterior, mientras que el interior requeriría enormes trabajos de modernización de la red eléctrica, calefacción y aire acondicionado, tuberías”, expuso.
Los promotores del Museo Latino Americano tienen presente la experiencia de los otros dos museos inaugurados más recientemente en el Mall y cuya arquitectura exterior “ya dice algo sobre lo que representan”, añadió.
Un estudio hecho en 1994 encontró que el Smithsonian Institute poco hacía para recoger y presentar la contribución que los latinos han hecho en más de 500 años durante los cuales buena parte de lo que hoy es Estados Unidos fue territorio colonizado y administrado por España.
El Centro Latino del Smithsonian inaugurará en 2021, dentro del Museo Nacional de Historia Americana, la Galería Latina de la Familia Molina, una exhibición que cubre 418,6 metros cuadrados. Es poco comparado con los 33.000 metros cuadrados del Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana y los 23.000 metros cuadrados del Museo del Indígena Americano.
En 2004 los entonces representantes Xavier Becerra, demócrata de California, e Ileana Ross Lehtinen, republicana de Florida, presentaron en el Congreso la primera iniciativa para la creación del Museo Latino Americano. En 2008 el Congreso aprobó la primera versión de la iniciativa pero no fue sino hasta este año que se autorizó la creación del museo.
Una vez que se apruebe la iniciativa en el Senado habrá un plazo de 18 meses para la elaboración del plan de ubicación que, según Rodríguez, podría seleccionar el espacio actualmente vacante entre el Museo Afroamericano y el Museo del Holocausto, sobre la calle 14, o en el otro extremo del Mall entre el Jardín Botánico y la explanada frente al ala del Senado en el Capitolio.
Un informe preparado por los promotores en 2011 calculaba el costo, en ese entonces, en unos 650 millones de dólares y Rodríguez, quien reconoció que la inversión requerida será mayor en los años de construcción del edificio, señaló que se espera que el Gobierno federal contribuya con 50 % y el resto provendrá de donaciones privadas.
Los organizadores calcularon entonces que la campaña de recolección de fondos duraría unos 10 años, y asignaron 75 millones de dólares para pagar el personal y la infraestructura de ese esfuerzo.
“Esto no es algo solo para los latinos, sino para todos los estadounidenses”, dijo Rodríguez. “Más de 30 millones de turistas de todo el país y de todo el mundo llegan cada año al Mall para aprender cuáles son las raíces de nuestro país”.
El próximo informe de los promotores del Museo Latino Americano contendrá más detalles acerca de la forma en que se elegirá el diseño, y Rodríguez dijo que ya han recibido consultas de arquitectos hispanos en EEUU y de México “que se han acercado a ver cómo pueden trabajar en este proyecto”.