Indiana vibró con el vigésimo All-Star de LeBron

0
127
Registro general, del interior del coliseo Lucas Oil Stadium, durante el desarrollo del fin de semana de las Estrellas de la NBA, en Indianápolis (Indiana, EE.UU.). EFE/Brian Spurlock

Indianápolis (EE.UU.), (EFE).- La Gainbridge Fieldhouse de Indianápolis vibró por el regreso del All-Star Game a Indiana por primera vez desde 1985 y celebró por todo lo alto a ídolos locales como Tyrese Haliburton y la leyenda Reggie Miller, pero también a un LeBron James que hizo historia con su vigésima participación en el partido de las estrellas.
Después de que Steph Curry y Sabrina Ionescu, con su inédito duelo de triples entre NBA y WNBA, Damian Lillard y Mac McClung animaran el pasado sábado en la futurista pista de led del Lucas Oil Stadium, el domingo le tocó a 24 de las estrellas más brillantes de la liga saltar a la pista.
Un gran entusiasmo en Indianápolis, donde la NBA decidió recuperar el formato tradicional de Este contra Oeste en el intento de devolver brillo a un partido que en los últimos años había recibido muchas críticas por la falta de ritmo competitivo y compromiso de los participantes.
El mismo Giannis Antetokounmpo, capitán del equipo del Este, aseguró el sábado a EFE en ocasión del lanzamiento de su documental, “Giannis, un viaje maravilloso”, a estrenarse este lunes en Amazon Prime, que le gustaría que la NBA apostara por un Estados Unidos contra Resto del Mundo en un futuro.
“No sé por qué no lo hemos hecho todavía. Hemos hecho de todo menos eso, no sé por qué. Lo hemos hecho juntos, con un draft, esto, aquello, Este y Oeste. No sé por qué no jugamos ese formato. No creo que les guste hacerlo, pero todo el mundo quiere hacerlo”, dijo la estrella de los Bucks.
El encargado de entonar el himno de Estados Unidos fue el cantante Babyface, nativo de Indiana, que realizó una sentida interpretación acompañada por guitarra que provocó los largos aplausos del público.
Las entradas para el partido tenían precios disparados, de un mínimo de 400 dólares a más de 5.000 dólares impuestos incluidos.
Para presentar el encuentro, la NBA eligió a tres leyendas como Oscar Robertson, Larry Bird y el ídolo local Reggie Miller.
“Muchos sitios se consideran la casa del baloncesto, pero Indiana es de verdad el estado del baloncesto”, dijo Reggie Miller.
“He tenido el placer de jugar toda mi carrera profesional en este campo. No podríamos estar más honrados por representar la comunidad del baloncesto”, prosiguió.
Posteriormente, con un guiño a la tradición automovilística de Indianápolis, Larry Bird motivó al público con un “Indy, enciende los motores” previo a la comunicación de las alineaciones.
LeBron James, en su vigésima participación en el All-Star, fue de los más aplaudidos por el público, superado únicamente por Tyrese Haliburton, la estrella de los Pacers.
Andrea Montolivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here