Industria automotriz eléctrica toma fuerza en Europa de cara al 2021

Los vehículos eléctricos en Europa forman parte de los planes de la UE para reducir las emisiones de CO2 para el 2021

Según T&E, a finales de 2020, las ventas de autos eléctricos en Europa podría aumentar un 10 por ciento, y en 2021, podría llegar hasta un 15 por ciento

Un reciente estudio por parte de Transport & Enviroment (T&E), una organización no gubernamental especializada en el campo del transporte y medio ambiente en Europa, afirmó que la venta de vehículos eléctricos en la región triplicará su cuota, como parte del objetivo del mercado regional para impulsar el uso de automóviles con cero emisiones de dióxido de carbono (CO2). El reporte muestra que, a pesar de la pandemia, las ventas de vehículos eléctricos aumentaron desde el primero de enero y al cierre de 2020, alcanzarán un diez por ciento y un 15 por ciento en 2021.

T&E analizó las ventas del primer semestre de 2020 y las estrategias de cumplimiento de los fabricantes de automóviles eléctricos, haciendo énfasis en los altos estándares que manejan dichos fabricantes. Este es un factor que podría hacer perder fuerza a las ventas de los autos eléctricos, pues los objetivos de sostenibilidad y cero emisiones son a largo plazo (2025-2030) y no a corto plazo (2021-2023). Eso implica, aún existe una baja demanda en los vehículos impulsados con energías sostenibles.

Julia Poliscanova, analista y directora de T&E declaró a los medios en Europa que las ventas de automóviles están en auge gracias a los estándares de cero emisiones de CO2 en la Unión Europea. “En 2021, uno de cada siete coches vendidos en Europa contribuirá a reducir las emisiones de gases efecto invernadero. Los fabricantes en la UE están en la carrera de los vehículos eléctricos, pero sus objetivos más ambiciosos apuntan a 2025 y 2030 para impulsar la industria”.

Volvo, FCA-Tesla y BMW son algunas de las empresas que ya están cumpliendo con los objetivos dictados por la Unión Europea de reducir las emisiones de CO2 en automóviles, según sus ventas en la primera mitad de 2020. No obstante, Renault, Nissan, Ford y el grupo Toyota-Mazda tienen un ligero retraso en comparación con las mencionadas al inicio para cumplir el máximo de emisión de 2 gramos de CO2 por kilómetro.

En el caso de otras compañías como Volkswagen, Hyundai-Kia, Dialmer o Jaguar-Land Rover, sus estadísticas de emisiones oscilan entre los 5 a 13 gramos de CO2 por kilómetro, resultados que cruzan la línea máxima esperada por parte de las autoridades en Europa. Estas compañías también han asumido el compromiso de reducir las emisiones a través de sus nuevas estrategas de cumplimiento al comenzar a fabricar y vender más vehículos sostenibles en los próximos meses.

La movilidad eléctrica finalmente está tomando protagonismo en la industria automovilística en Europa y otros lugares del mundo y es considerado la alternativa principal para sustituir los vehículos impulsados por combustibles fósiles, motores eléctricos falsos, híbridos, o los basados en biocombustibles. La región ya impuso como fecha de caducidad para estos vehículos el año 2035.

Comparte tu opinión.