Jordi Fernández desembarca en Brooklyn: “Queremos un éxito sostenido”

0
131
El nuevo entrenador de los Brooklyn Nets, el español Jordi Fernández (i), y el mánager general del equipo, Sean Marks, posan al final de una rueda de prensa celebrada este miércoles en Nueva York (EE.UU.). EFE/Ángel Colmenares

Nueva York, (EFE).- Jordi Fernández, el primer entrenador nacido en España en ponerse al frente de un equipo de la NBA, aseguró este miércoles en su presentación con los Brooklyn Nets que su intención es que la franquicia neoyorquina sea exitosa de forma constante y duradera.
“Ganar es extremadamente importante, pero la manera en que queremos hacerlo es un éxito sostenido, queremos hacerlo a la larga”, dijo el técnico en una rueda de prensa.
“Este es el comienzo de un nuevo capítulo para mi familia y para mí”, agregó el de Badalona, que ha alcanzado el puesto de entrenador jefe tras muchos años trabajando en varias franquicias de la NBA.
Fernández, de 41 años, aseguró además que es “un honor representar al baloncesto español, catalán y de Badalona” en la NBA.
“Es un paso importante (…) y habrá más detrás. Simplemente poder mostrar a los jóvenes entrenadores que creo que siempre hay una oportunidad y un camino para cada uno. No tiene que ser de una manera específica y en este caso yo puedo decir que he tenido fortuna pero a la vez he disfrutado mucho el camino aquí en la NBA y en este país”, explicó.
El técnico, con su familia en primera fila para esta presentación, se mostró ambicioso en este “desafío” que afronta con los Nets.
También indicó que para Brooklyn busca “un equipo competitivo en las dos canastas, que esté conectado, que los unos se preocupen por los otros y que sea altruista”.
“En esta industria se trata de obtener resultados y de ser el mejor. ¿Cómo? El proceso es importante, hay pasos necesarios que tomar, pero lo más importante para mí es creer en el éxito colectivo por encima del individual”, argumentó Fernández al subrayar que quiere tener un equipo con identidad y que gane “al estilo Brooklyn”.
El español también se acordó de todos los entrenadores con los que trabajó en el pasado como asistente y tuvo un recuerdo especial para Mike Brown y Sergio Scariolo, sus “padres” en el baloncesto.
Fernández, que llevó a Canadá al bronce en el Mundial de baloncesto de 2023, era uno de los técnicos asistentes más valorados en estos momentos en la NBA y su nombre había sonado como posible entrenador jefe de alguna franquicia en los últimos años.
Acababa de terminar la temporada con los Sacramento Kings, que cayeron eliminados en el ‘play-in’ frente a los New Orleans Pelicans, y su llegada a Brooklyn es la culminación de un largo proceso de crecimiento paciente y paso a paso en el baloncesto de EE.UU.
Llegó a EE.UU. por primera vez para asistir a un campus de verano y posteriormente trabajó en los cuerpos técnicos de Cleveland Cavaliers (entrenador de desarrollo de jugadores de 2009 a 2013), Canton Charge (entrenador de 2014 a 2016 de este equipo de la G League afiliado a los Cavaliers y ahora llamado Cleveland Charge) y Denver Nuggets (asistente de 2016 a 2022) antes de dar el salto a Sacramento como “associate head coach” a las órdenes de Brown.
Ahora tendrá el reto de enderezar el rumbo de los Nets, que tras la disolución del ‘superequipo’ comandado por Kevin Durant, James Harden y Kyrie Irving han firmado una pobre temporada que ni siquiera les ha permitido jugar el ‘play-in’ en el Este.
Los de Brooklyn terminaron la fase regular con un triste balance de 32-50 que les dejó como undécimos del Este. Mikal Bridges es la figura de este conjunto en el que también destacan otros nombres como los del controvertido Ben Simmons, Cam Johnson, Cam Thomas, Nic Claxton, Dennis Schroder o Dorian Finney-Smith.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here