La Educación y el Coronavirus

Lo más admirable de los seres humanos,

es que llegaron a tantos éxitos,

a pesar de que fueron a la escuela.

Alfredo Cuéllar

NADIE SABE EL BIEN QUE TIENE HASTA QUE LO VE PERDIDO

El tema ha sido objeto de cientos sino miles de artículos.  Como dice el refrán, nadie sabe el bien que tiene hasta que lo ve perdido.  La pandemia nos hizo ver cuánto y cómo la educación era un componente fundamental de nuestra vida.  Los hijos que debíamos llevar a la escuela diariamente los tuvimos que mantener en casa.  Los profesores se confinaron.  Los libros y cuadernos que debíamos periódicamente adquirir se quedaron en los estantes y librerías.  Los directores de las escuelas, igual a muchos, quedaron en suspenso.  Los muchos otros que se desempeñan en puestos relacionados directa o indirectamente a la educación igual quedaron en este gran paréntesis sanitario.  La algarabía cotidiana de rutinas diarias con la escuela estructurando nuestras vidas apagó.

DE PRONTO TODO AQUELLO SE ACABÓ

De pronto todo aquello se acabó.  Bueno, se puso en un gran receso.  El mundo entero fue tomado por asalto y sorpresa por el coronavirus.  Los niños en casa, los padres haciéndola de maestros, niñeros, disciplinarios, guías y guardianes, los profesores en espera, las escuelas vacías.  Aquel maremágnum llamado educación en el mundo, que semejaba una fábrica de seres humanos universal educando, trasmitiendo conocimientos, dando calificaciones, títulos, graduaciones, tareas, castigos, expulsiones, sanciones, premios, y como una institución insoslayablemente trascendental, e importante del mundo, estaba apagada, esperando nuevas instrucciones.

LOS SERES HUMANOS RECHAZAMOS EL CAMBIO

Los seres humanos, somos animales de costumbres, repetimos, seguimos, imitamos, obedecemos indicaciones, esperamos órdenes y rechazamos el cambio.  Cuando hay circunstancias excepcionales, crisis, hecatombes, guerras, revoluciones, terremotos, pandemias, tragedias, dramas y grandes oportunidades que nos hacen salir de nuestras zonas de comodidad cotidiana, sólo eso nos lleva a cambiar.

EN EL MISMO LUGAR Y CON LA MISMA GENTE

En los primeros días, semanas o meses de la pandemia, el 90% de los afectados sólo esperaban que llegara la vacuna, o sucediera algo milagroso y se regresara a la normalidad.  En el caso de la educación, todos esperaban regresáramos a las mismas escuelas, en el mismo lugar y con la misma gente.  La crisis sanitaria, sin embargo, se alargó, más y más. Fue entonces que líneas nuevas de pensamiento empezaron a circular en el colectivo social, como: las cosas ya nunca serán igual; hay una nueva normalidad; la vacuna no será solución; muchas cosas cambiarán.  La educación, las escuelas y los maestros, cambiarán.  ¿De veras?

CAMBIOS INTRASCENDENTES

Para mejor entendernos, enfoquémonos un poquitín en el cambio. Hay cambios intrascendentes como cuando cambiamos a un profesor por otro, o a un partido político por otro, o cuando nos cambiamos de escuela.  Son intrascendentes porque los elementos básicos del modelo siguen igual.  En el caso de la escuela es un edificio con bancos, pizarrón, un profesor fuente del conocimiento, un programa, y elementos de apoyo como libros, además de algunos apoyos tecnológicos.  El profesor califica, censura, castiga, premia, estimula y toma decisiones con mínima influencia de otros factores como pueden ser los mismos alumnos, directores, otros maestros o padres de familia. No malinterpreten, los cambios intranscendentes son necesarios y tienen razón de ser, pero solamente dentro del mantenimiento del modelo.  Los cambios intrascendentes son tácticos, ganan una batalla, pero carecen de fuerza estratégica para ganar la guerra.

CAMBIOS TRASCENDENTES

Cuando las cosas se dejan de hacer como se hacían antes para hacerlas de otra forma, el cambio es drástico y se puede volver trascendente. Si en lugar de un maestro que da lecciones, selecciona el material de aprendizaje y el ambiente escolar es la escuela; el maestro es remoto y sólo se le ve por computadora, los alumnos ahora están fuera de la escuela (el ambiente de aprendizaje es diferente), el curso es en línea (usando computadoras) y los materiales de aprendizaje están en otras fuentes no necesariamente marcadas por el maestro (el internet, en otras personas, otros alumnos, etc.), se trata de un cambio que es drástico.  La pandemia puso en bandeja de plata la oportunidad para que la educación cambie trascendentalmente.

REQUISITOS DE LOS CAMBIOS TRASCENDENTES

La educación es una institución extraordinariamente fuerte y terriblemente conservadora, precisamente por lo poderosa que es.  Sólo la religión se puede comparar a la educación en poder, y su fortaleza conservadora.  La educación nunca cambiaría “sola.”  Las condiciones que antes mencionamos de crisis, tragedias, y eventos catastróficos o extraordinarios sólo son el ambiente, el caldo de cultivo propicio para que los líderes surjan.  Son los líderes, los visionarios, los expertos, y los equipos innovadores que se enfrentan a lo que parece imposible los que logran cambios trascendentes. El cambio todo, está lleno de obstáculos y enemigos. Sin embargo, los cambios intrascendentes, son Micky Mouse, o sea, nada complicados, se hacen inmediatamente en comparación de los trascendentes; éstos parecen imposibles de poderse lograr.  Estos últimos hacen un sólido frente unificando al sistema, a los sindicatos, profesores, padres de familia, y al mundo entero que se resiste a cambiar. ¿Cómo es eso de que mi hijo ahora no tendrá que ir a la escuela?  ¿Cómo es posible que no le den libros?  Los cambios trascendentes, aterrorizan a la gente.

INVESTIGADORES EDUCATIVOS

Entre la multiplicidad de expertos educativos, las maestrías y doctorados en educación, tienen un grupo selecto de alumnos y egresados a los que se les llama investigadores educativos.  No todos son investigadores, porque las maestrías y los doctorados se han contaminado de la “institucionalidad” de la educación, es decir, se han vuelto conservadores y en lugar de promover el cambio, preparan especialistas que robustecen el estatus quo, encabezan la oposición al cambio, luchan con todas sus fuerzas para que las cosas sigan como están. Sus grados obtenidos, el prestigio adquirido, el desarrollo de su inteligencia, y eventualmente los puestos que adquieren en las pirámides institucionales, sean del sector público, o privado, lo usan para reprimir las iniciativas de cambio, las innovaciones, o las visiones diferentes.  Un grupo mínimo de los que cursan maestrías y doctorados en educación, se convierten en investigadores ayudados por sus programas y maestros visionarios, y éstos sí entienden, desarrollan visiones, identifican cambios concretos, y comprenden la magnitud de los cambios trascendentes.  Finalmente, sólo otro grupo más pequeño de estos últimos, hacen sus prioridades profesionales cambiar la educación.

MAESTRÍAS Y DOCTORADOS EN EDUCACIÓN

Las maestrías y doctorados en educación que no entienden los cambios educativos y, por ende, no organizan su currícula y seleccionan a sus maestros pensando en el cambio, no se puede decir que fracasan, pero terminan siendo parte del problema y no de la solución.  Los que estudian posgrado en educación, son una élite que se ha distinguido entre miles y anhelan ser mejores, por tanto, es correcto pensar en ellos como un grupo de élite auto seleccionado para ser los guerreros de primera línea.  Si en lugar de guerreros los programas los hacen líderes de la resistencia, tarde o temprano la historia les cobra cuentas.

LOS CAMBIOS EDUCATIVOS TRASCENDENTES MÁS IMPORTANTES

Mientras que cada nación, región, cultura, y ambiente tiene sus necesidades propias y urgencias de cambio, hay consenso entre especialistas mundiales que los siguientes son los temas más urgentes para cambiar.  La columna de la izquierda son cambios intrascendentes que ayudan a perpetuar y refinar el sistema educativo como actualmente es.  La columna de la derecha son los cambios trascendentes que deben lograrse.

CAMBIOS INTRASCENDENTES •  CAMBIOS TRASCENDENTES

La educación centrada en la enseñanza •  La educación centrada en el aprendizaje

El profesor fuente del conocimiento • El mundo (internet) fuente del conocimiento

El profesor impone qué aprender y las fuentes •  El profesor organiza y coordina fuentes, el alumno decide

Enfoque en los contenidos • Enfoque en las necesidades del alumno

Rigidez • Flexibilidad

El profesor y directores disciplinan basados en reglamentos • Justicia distributiva a través de Comités o Jurados de alumnos y otros  involucrados

Aprendizajes auditivo y visual • Aprendizaje multi-sensorial

Convergente y Multi-convergente • Divergente Guiado

Tecnología casual y limitada • Tecnología múltiple, agresiva y cotidiana

Grupal • Individual

Abstracta con limitados ejemplos •  Proyecto

Pensamiento sometido y obedeciendo • Pensamiento crítico y retador

Compitiendo • Cooperando

Trabajo individual • Trabajo en equipo

Hablando mucho • Escuchando mucho

Currículo temático • Currículo interdisciplinario

Verdades declaradas por el profesor • Verdades descubiertas por los alumnos

Ambiente de disciplina • Ambiente de pasiones

Evaluación de una fuente basado en pruebas y criterio del profesor • Evaluación multifactorial incluyendo la autoevaluación

Currículum definido y oculto • Currículum compartido, flexible, y descubierto

Al margen de las instituciones y organizaciones sociales, industriales y de pequeño comercio •  En cooperación intensa con las organizaciones sociales, industriales y de pequeño comercio, y otras (religiosas, policiacas, judiciales, etc.)

Aprendizaje enfocado en el intelecto y el cerebro • Aprendizaje socio emocional

Monolingüe • Bilingüe y multilingüe

Lecciones para todos (una lección) • Lecciones individuales (muchas lecciones)

Padres ayudando cuando lo pide la escuela • Padres ayudando intensa y totalmente involucrados en la escuela

Conferencias para padres • Universidades para padres    

Escuelas sólo para enseñar • Multicentros escolares, de salud, nutrición y agencias sociales, incluyendo cooperativas y bancos en el mismo edificio

Calificaciones finales y definitivas •  Calificaciones parciales y cambiables según los alumnos corrijan y aprendan de sus errores

Profesor figura central • Profesor figura periférica con muchos invitados

Horarios rígidos • Horarios flexibles

SE LLEGA AL MISMO LUGAR

Entre los profesores de educación física era popular una broma, decíamos que el atletismo era un deporte muy raro porque los atletas corrían desesperados para llegar al mismo lugar donde habían empezado.  El chiste es buena metáfora para la educación.  Los líderes, los visionarios, los investigadores, los pioneros que promueven el cambio dan sus vidas luchando por y diseñando el cambio educativo, para llegar al mismo lugar: el beneficio de los alumnos a través de lograr que aprendan más y mejor.  La gran diferencia es que estos pioneros de cambios educativos son precisamente lo que le ha permitido a la educación llegar a ese nivel de fortaleza.  ¿Existe alguna nación, o algún líder nacional que desprecie o minimice la importancia de la educación?

EL QUE HACE LO MISMO, DE LA MISMA MANERA, OBTIENE LOS MISMOS RESULTADOS

El dilema para los que tenemos que actuar es sencillo, si haces las cosas igual, obtienes resultados iguales. Si estás contento con los resultados, sigue haciendo todo igual, sólo refina los cambios instrascendentes.  Comenio, Locke, Rousseau, Pestalozzi, Froebel, Spencer, Dewey, Montessori, Piaget, Skinner, Illich, Freire, los sacerdotes aztecas creadores del Calmecac, los constructores de las pirámides de Teotihuacán, Justo Sierra, José Vasconcelos, Joseph Lancaster, Gabino Barreda, Enrique Rébsamen, José María Luis Mora, Carlos Carrillo, Valentín Gómez Farías, Melchor Ocampo, Ignacio Ramírez y otros que ni siquiera conocemos, decidieron hacer las cosas de manera diferente, se arriesgaron a cambiar.

Al fin y al cabo

somos lo que hacemos

para cambiar lo que somos.

Eduardo Galeano

Las cosas no cambian;

cambiamos nosotros.

Henry David Thoreau

Comparte tu opinión.