La jinete indígena que rompe paradigmas en el sureste de México

0
258
La niÒa jinete Sandra JimÈnez camina con su caballo ìGringoî, el 30 de septiembre de 2022, en el municipio de Chanal, estado de Chiapas (MÈxico). EFE/ Carlos LÛpez

Chanal (México), (EFE).- Sandra Jiménez López, a sus 13 años, se estrena como la primera jinete mujer indígena maya en el municipio de Chanal, en el sureste de Mexico, donde rompe el paradigma de usos y costumbres de los pueblos originarios.
La joven jinete participó en las fiestas patrias en una de las icónicas carrera de caballos de la comunidad en el estado de Chiapas, donde solo suelen estar varones, tras tomar el valor de competir.
Con el permiso de su padre, llegó a registrarse ante el comité organizador y al mismo tiempo inscribió al Gringo, su caballo blanco.
Su presencia en la pista logró que curiosos abarrotaran las calles. Por un momento, se escuchó silencio y después gritos de alegría al saber que había alcanzado el primer lugar, un inesperado triunfo que se hizo viral en las redes sociales.
La indígena maya tzeltal dijo a Efe que desde muy pequeña su padre le enseñó a montar, por lo que aprovechó cada momento para quitarse el miedo mientras acompañaba y ayudaba en las labores del cuidado de la milpa y a cortar leña a lado de su familia.
“No tengo miedo, ni pena, siento chingón (muy bien), feliz. Por eso monté, me gusta mucho mi caballo, es mi favorito mi caballo”, comentó la campeona, algo tímida.

UN CAMBIO DE PARADIGMA
Sandra compitió con tres jinetes varones que no le dieron alcance en la pista improvisada de 300 metros.
“Las dos veces que corrió, las dos veces ganó”, expresó Moisés Lopez Gómez, habitante de Chanal que aún recuerda la veloz carrera.
Moisés, sorprendido por la participación de Sandra, relató su experiencia de años atrás y el sentir que provoca que una mujer gane la carrera de caballos.
“Cada año hacen una corrida de caballos pero solo varones participan, es la primera ves que corre una niña. Nos parece sorprendente, nos da mucho gusto que aquí hay una niña que puede luchar para montar caballo, eso nos hace feliz tener el conocimiento de que las niñas sí pueden correr”, mencionó.

UN SUEÑO QUE PERSISTE
Sandra logró colocarse en el primer lugar de la carrera y sueña con seguir participando en futuras competencias.
Dijo que corrió por gusto sin esperar un premio, por ahora solo se concentra en terminar la escuela secundaria y después la preparatoria.
El municipio de Chanal está enclavado en las montañas centrales del estado de Chiapas, en el sureste de México.
Es de población indígena en su totalidad y el idioma principal es el tzeltal.
Es uno de los 17 municipios del estado donde las autoridades advierten problemas de violencia de género derivado de la situación de alta marginación y pobreza histórica.
Las autoridades desde hace 10 años han trabajado para erradicar la violencia machista para contrarrestar las agresiones hacia las mujeres.
Roberto Pérez Rodríguez, presidente municipal de Chanal, recordó que una década atrás las mujeres no contaban con derechos comunitarios, su voz no tenía valor y algunas acciones fuera de lo acostumbrado eran mal vistas.
Por ello, celebró que Sandra ganara la carrera de caballos, lo que significa más apertura para las mujeres en otras actividades, además de estudiar y participar en la política.
“No es fácil romper con la costumbre, hemos platicado con los varones, no solo con las mujeres, las mujeres son las que están agredidas, hay mucho por hacer aún”, reconoció el alcalde.
En México, hay más de 23 millones de habitantes que se consideran indígenas, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Pero los pueblos originarios afrontan la proliferación de la violencia y las disputas del crimen organizado, en particular en Chiapas, donde los conflictos armados han desplazado a decenas de miles de sus hogares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here