La prueba del imán en las personas vacunadas contra Covid-19

Especialistas señalan que no existe material magnético en las vacunas y no es posible que se puedan adherir objetivos en el brazo de personas vacunadas

Algunas personas aseguran que luego de vacunarse contra la Covid-19, se adhieren elementos al brazo: falso

NotiPress.- Circula en redes sociales videos con la denominada prueba del imán. Se trata de objetos que se adhieren al brazo de personas vacunadas contra Covid-19. Corroborado, una división de fact checking de la agencia de noticias NotiPress investigó el fenómeno para dar más claridad sobre lo expuesto en videos virales. Para ello, entrevistó al doctor Jesús Quintero Casanova, médico internista y colaborador del portal mexicano doctoranytime.

¿Tienen las vacunas algún tipo de material como metales magnéticos?

La respuesta de Quintero fue contundente: “Las vacunas contra la Covid-19, ni ninguna otra vacuna tienen ‘metales pesados’ ni componentes magnéticos”. Para entender mejor el funcionamiento de los inoculantes, es necesario comprender que las vacunas tienen elementos como antígeno inmunizante, liquido de suspensión, preservantes, estabilizantes, antibióticos y adyuvantes. Es decir, no hay elementos químicos o materiales que tengan propiedades magnéticas.

La prueba del imán en personas vacunadas contra la Covid-19

Entonces, si no existe ningún tipo de material magnético ¿Qué puede generar la condición para que una cuchara u otro metal pequeño se pueda adherir en el brazo de una persona? Quintero explica, “los expertos en física, química y en vacunas coinciden en señalar que, si la vacuna llevara materiales magnéticos, no sería transparente”.

Los líquidos tienen un volumen fijo; pese a ello, su forma varía, cambia el área de la superficie que los envuelve y se adaptan al recipiente, ocupando la zona más baja por gravedad. Esto deja una superficie libre no totalmente plana o adoptan formas especiales como gotas, pompas y burbujas. Las fuerzas superficiales tipo cohesión entre líquido-líquido o adhesión entre líquido-sólido, son responsables de muchos fenómenos con interés biológico, basadas en los conceptos de tensión superficial y capilaridad.

Algunos profesionales de la medicina han señalado que la prueba del imán se debe a la tensión superficial. Quintero explicó: “las vacunas no hacen nada que se pegue en la piel y las vacunas dentro de la piel no tienen tensión superficial. Esto es propio de los líquidos cuando están contenido en un recipiente”. Por su parte, el médico argentino Juan Ignacio Veller sostiene que “fisiológicamente, nuestra piel tiene material de tipo oleoso, es decir, grasas junto a humedad y transpiración”.

Para los profesionales de la medicina, la explicación lógica de la prueba del imán se relaciona con la humedad o grasitud de la piel. Una forma muy simple de validar que las vacunas contra la Covid-19 no tiene nada que ver con la adherencia en la piel de pequeños objetos es colocar talco en la zona. El talco quita la humedad o grasa excedente en la piel y con ello, la prueba del imán se cae. Quintero sintetiza que los videos que circulan en las redes sociales que muestran objetos de metal e imágenes en sitios de vacunación: “son falsos y son un montaje anticientífico”.

DEJA UNA RESPUESTA