Logra estabilidad el peso

Por José Luis B. Garza

McAllen.- Después de varios meses de fluctuaciones del valor del dólar con respecto a la moneda mexicana, que llegó a cotizarse hasta en 22 pesos, sobre todo ante la incertidumbre de las políticas económicas del nuevo presidente Donald Trump, el peso ha logrado ganar terreno y estabilizarse.
Los bancos de la ciudad de México, por poner un ejemplo, vendían el martes el dólar estadounidense hasta en 18.47 pesos, es decir, con una variación a la baja de nueve centavos en comparación con el cierre de la víspera y se adquiría en un precio mínimo de 16.95 pesos.
En tanto, en el Valle de Texas las casas de cambio lo ofrecían en 18 pesos y la compra a 17.50.
Cabe mencionar que en las ciudades de la franja fronteriza de Tamaulipas la divisa estadounidense se ofrece y compra a precios ligeramente inferiores en algunas de las casas de cambio.
De acuerdo con observadores financieros, se puede considerar que, si bien no se ha logrado la cotización que prevaleció antes de diciembre del año pasado, sí se ha logrado una estabilidad en el mercado cambiario local, lo que brinda seguridad a comerciantes y consumidores para realizar operaciones de diversa escala.
La elevación en el precio de la moneda americana ha sido considerado como uno de los factores que han incidido en el descenso de consumidores mexicanos que visitaban regularmente el Valle de Texas, cuya ausencia ha tenido un impacto negativo económico que, afortunadamente, empieza a ser mitigado por diversas acciones.
Se espera que el peso siga ganando terreno en su valor de cambio.
Por otra parte, se explicó que la moneda mexicana experimenta una apreciación debido a un debilitamiento generalizado del dólar frente a sus principales cruces y frente a las divisas de economías emergentes.
Lo anterior, se debe a las expectativas positivas respecto a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), además de que el Banco de México (Banxico) seguirá subiendo su tasa de referencia y con esto seguirán entrando capitales a México; mientras que el precio del petróleo fluctúa por arriba de los 43 dólares por barril.