Logran acuerdos legales de $15.2 millones con proveedores de Medicaid fraudulentos

0
103

AUSTIN – El Procurador General de Texas Ken Paxton anunció 15.2 millones de dólares en acuerdos combinados por fraude de Medicaid con un grupo en Dallas-Fort Worth de proveedores de Medicaid de terapia de rehabilitación. Seis personas y cuatro empresas aceptaron resolver afirmaciones de violar la Ley de Texas de Prevención de Fraude del Medicaid. A varios de los proveedores les queda prohibido permanentemente participar como proveedores de Medicaid de Texas.

La acción legal afirmó que los proveedores de terapia de rehabilitación conspiraron para evitar regresar pagos de 2.7 millones de dólares que le debían a Medicaid de Texas por pagos excedentes remitidos a Advanced Therapy Services de Fort Worth y Advanced Therapy Services de Dallas por servicios proporcionados a pacientes de Medicaid de Texas.

Bajo los términos del acuerdo, tres personas – David Scott Mitchell, Dr. Abraham Armanai y Shahrirar Raoufpour – quedan con la prohibición permanente de participar como proveedores de Medicaid de Texas, y Progressive Pediatric Therapy LLC. Adicionalmente, Cynthia L. Kidd y Joanie C. Powell tienen prohibido ser propietarias, dirigir, o de otra manera controlar, cualquier entidad que proporcione servicios a pacientes de Medicaid de Texas.

“Proteger los fondos de los contribuyentes y la integridad económica del programa Medicaid de Texas es una prioridad de mi oficina,” dijo el Procurador Paxton. “Este caso envía un mensaje claro a los proveedores de que engañar a Medicaid tiene serias consecuencias. Vamos a responsabilizar a los infractores con responsabilidad personal y exclusión del programa tal como dispone la ley de Texas.”

Los acuerdos son la culminación de una investigación de la División del Procurador Paxton de Fraude al Medicaid y la Unidad de Control de Fraude al Medicaid. Un informe anónimo a la línea de fraude al Medicaid generó la investigación en el caso. Desde el 2000, la Procuraduría General de Texas ha recuperado más de 1.8 mil millones de dólares para los contribuyentes de impuestos bajo la Ley de Texas de Prevención de Fraude al Medicaid.