Los Rubell abren su nuevo museo en EEUU en el antiguo colegio de Marvin Gaye

0
277
Fotografía cedida por Chi Lam donde se muestran dos obras de Juanita McNeely, que forman parte de la exposición "What's Going On", expuestas en el Museo Rubell ubicado en las cercanías del Capitolio en Washington (EE. UU). EFE/Chi Lam/Museo Rubell /SOLO USO EDITORIAL /NO VENTAS /SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA /CRÉDITO OBLIGATORIO

Washington, (EFE).- El mismo colegio donde una profesora reconoció el potencial como artista del músico estadounidense Marvin Gaye alberga a partir de este sábado el nuevo museo de los históricos coleccionistas Don y Mera Rubell, transformado ahora en un luminoso espacio de arte contemporáneo en Washington.
Gaye (1939-1984) se graduó allí en 1954 y ese edificio dejó de ser un instituto 24 años después. La reforma ha costado una década y 20 millones de dólares y respeta la antigua distribución de ese centro cercano al Capitolio, con el mismo auditorio en el que la maestra dijo al futuro cantante de soul “vas a ser alguien”.
Así lo recordó este jueves en su presentación Mera Rubell, personaje icónico de la escena artística estadounidense. La pareja empezó su colección privada hace 57 años, uno después de haberse casado, apostando por nuevos talentos como en su día lo fueron Jeff Koons y Keith Haring.
Este nuevo museo se suma al que ya poseen en Miami y no esconde la influencia que tiene sobre él tanto la ciudad como el uso que recibió en el pasado ese espacio: “Washington es un lugar en el que tu voz es escuchada. Los artistas de los que coleccionamos no están interesados solo en hacer obras bonitas, tienen algo que decir detrás”.
Destacan como pilar de esta muestra inaugural las 20 ilustraciones que Keith Haring (1958-1990) hizo en homenaje al hermano de Don, Steve Rubell, copropietario de la popular discoteca neoyorquina Studio 54 y fallecido de sida en 1989.
Las hizo mientras escuchaba en bucle “What’s going on”, nombre de la canción y del álbum más icónico de Gaye, que denunció la brutalidad de la guerra de Vietnam (1955-1975) y da título ahora a esta primera exhibición.
Los Rubell llevan a Washington más de 190 obras de 37 artistas, incluido el brasileño Paulo Nazareth o el colombiano Óscar Murillo. Proyectos que evocan problemáticas raciales, étnicas o de género que siguen resonando en la actualidad.
“No muestran todos las mismas preocupaciones, pero sí expresan temas que siguen siendo preocupantes”, dijo a EFE Don Rubell, patriarca de una familia en la que sus hijos y nietos también están implicados en una colección que supera en total las 7.200 obras, elegidas como requisito con el visto bueno unánime de todos.
La neoyorquina Tschabalala Self (1990) reivindica por ejemplo en sus composiciones el cuerpo de la mujer negra y su empoderamiento y el también estadounidense Purvis Young (1943-2010) inspira sus creaciones en las protestas contra el conflicto vietnamita.
“Los artistas son algunos de los mejores profesores que tenemos. Tienen una perspectiva única sobre el mundo y convierten en un lenguaje universal ideas que a veces son muy complicadas y difíciles”, apunta Jason Rubell, hijo de la pareja e implicado en esa misión familiar desde 1982.
No hay una mala época para el arte contemporáneo, añade: “Siempre es un buen momento para él. En mi opinión es el más vital. El clásico me encanta, pero el contemporáneo habla del mundo que todos compartimos”.
La colección de Miami y esta de Washington tienen cada una su propia identidad y el ambiente político en el que está embebida esta última le confiere un cariz más social: “Va a ser interesante ver cómo evoluciona”, concluye Jason Rubell.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here