Meningocócica, enfermedad que puede causar la muerte en 24 horas

0
203

México, (Notimex).- La enfermedad meningocócica puede contraerse en menos de ocho horas de convivir con algún portador y, de no diagnosticarse a tiempo, es capaz de causar la muerte en tan sólo 24 horas, en particular a los menores de cinco años, advirtió la infectóloga pediatra Carmen Espinosa Sotero.

La especialista del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga” puntualizó que la bacteria meningococo puede transmitirse a través de un estornudo, por ejemplo, porque cada persona expulsa entre tres mil y cinco mil gotas de saliva.

“Es suficiente el contacto estrecho de menos de ocho horas (…) para contagiarse de la afección”, expuso Espinosa Sotero, al añadir que la propagación persiste también al compartir vajillas, cubiertos o vasos con una persona infectada.

Señaló que el patógeno suele primero alojarse en la faringe de las personas, sin desarrollar la meningocócica, pero al cruzar las barreras de la mucosa es capaz de continuar por el torrente sanguíneo y hasta llegar a las membranas que cubren el cerebro.

La nisseria meningitidis es sólo una de las bacterias causantes de meningitis, pues se han identificado 12 serogrupos y, de ellos, la mitad (A, B, C, W, X e Y) pueden causar epidemias, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La jefa de la Unidad de Hospitalización de ese nosocomio recordó que los síntomas más frecuentes son rigidez de nuca, dolor de cabeza, fiebre elevada, sensibilidad a la luz, confusión, sueño constante y vómitos.

Es una “enfermedad devastadora” que puede causar importantes daños cerebrales y es mortal en 50 por ciento de los casos que no son tratados de manera oportuna, es decir, durante las primeras 24 horas de evolución, apuntó.

De quienes son atendidos a tiempo, indicó, es posible que entre 20 y 30 por ciento sufran de sordera, pérdida de la visión o parálisis corporal; lo cual, en consecuencia, merma su calidad de vida.

La pediatra apuntó que si bien la mayor incidencia se registra en niños menores de cinco años de edad, 71 por ciento de los enfermos han sido identificados en menores de dos años; se tiene además “otro pico” en personas de 25 a 44 años.