Parece mentira, pero fue verdad: anecdotario de la historia olímpica

0
77
El emperador Haile Selassie impone una condecoración al atleta etíope Abebe Bikila, medalla de oro en la prueba de marathón en los Juegos Olímpicos de Tokio, el 29 de octubre de 1964.

Tokio,  (EFE).- Veintiocho ediciones de los Juegos Olímpicos y 125 años de historia dan para muchas anécdotas. Algunas resultan tan insólitas que parecen mentira; pero todas ocurrieron de verdad.

Al ganar el maratón en los Juegos de Tokio 1964, el etíope Abebe Bikila fue el primer atleta que lograba dos triunfos consecutivos en esta prueba, pese a que 40 días antes había sufrido una operación de apendicitis. Su tiempo, de 2 horas, 12 minutos y 11 segundos, le valió para establecer el nuevo récord mundial de la especialidad. Pero el himno nacional de Etiopía no sonó en honor de Bikila porque los organizadores no esperaban su victoria.

El boxeador español Vicente Loren agredió al árbitro húngaro Gyorgy Sermer después de que este le descalificara en el segundo asalto de un combate de la categoría de los pesos pluma en los Juegos de Tokio 2020. El puñetazo del español envió al árbitro a la lona.

En los Juegos de Múnich 1972 los jugadores de la selección de hockey de Pakistán pisotearon la medalla de plata en la ceremonia de entrega de premios. Protestaron así por la dureza con la que se había empleado la selección germanofederal para ganar la final (1-0). Los paquistaníes fueron sancionados a perpetuidad, inhabilitación que luego fue levantada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here