Republicanos continúan ganando simpatizantes en Texas

Por Jaime Flórez, Director Hispano de Comunicaciones del Comité Nacional Republicano (RNC)

 

El Partido Republicano, con el objetivo de reconquistar las mayorías tanto en la Cámara como en el Senado, está reafirmando sus prioridades de atraer a los votantes de los diferentes grupos minoritarios en los Estados Unidos, que se identifican con las ideas conservadoras que promueve esa colectividad.

Con eso en mente, ha venido abriendo caminos de comunicación con comunidades en todo el país, y de manera especial con las que residen en las zonas fronterizas entre los Estados Unidos y México. Un ejemplo de eso radica en el distrito 15 del estado de Texas, que se extiende desde el condado Hidalgo hasta los suburbios orientales de San Antonio, donde la composición demográfica consiste de un 90% de hispanos, que nunca ha elegido a un congresista republicano, pero donde una pequeña empresaria, Mónica de la Cruz Hernández, Republicana, estuvo a apenas diez mil votos de derrotar al Rep. Vicente González, Demócrata, quien ya lleva dos períodos en Washington.   

En un reportaje de la agencia AP, la Sra. Hernández justificó su notable desempeño electoral al hecho de que, según ella, los hispanos en su inmensa mayoría valoran a Dios, a su país y a la vida, es decir, están en contra del aborto. En la zona fronteriza, como es de esperarse, la seguridad es un tema de gran importancia y mientras los Republicanos en el estado han encarado el asunto de manera frontal, incluyendo una visita al área del expresidente Trump, los demócratas por su parte han preferido dedicarse, casi de manera exclusiva, a tratar de bloquear el proyecto de ley de reforma electoral que promueven los Republicanos y que tiene por objeto lograr que sea más fácil votar y más difícil hacer trampa. 

Un estudio reciente del Pew Research Center concluyó que cerca de un 38% de los electores hispanos votaron por Trump en 2020, registrando una significativa mejoría frente al 28% que lo hicieron en 2016. Es cierto que, aunque en el condado tejano de Hidalgo Trump perdió por 17 puntos, la votación hispana a su favor más que se duplicó, comparada con la de 2016, cuando perdió por 40 puntos.

Faltan más de quince meses para las elecciones legislativas del 2022, pero ya el Partido Republicano se ha anotado una victoria de grandes proporciones en Texas, con la elección de Javier Villalobos como alcalde de McAllen, el primer republicano en ocupar ese cargo en varias décadas. Y otro hecho importante, según la nota de AP, es que el proceso de redistribución de distritos de Texas está controlado por los republicanos a nivel estatal, y esto podría resultar en distritos que sean aún más favorables a los candidatos republicanos, ya que las líneas se vuelven a trazar para reflejar la ganancia estatal de dos escaños en el Congreso, como resultado del reciente censo.

La diferencia a favor de los Demócratas en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos la constituyen apenas seis sillas, y en el Senado están empatados. El voto de los hispanos que los Republicanos puedan conquistar en Texas podría ser esta vez más decisivo que nunca.

DEJA UNA RESPUESTA