Resolviendo sus dudas

SI TIENE ANGINA DE PECHO, AUNQUE SE SIENTA MEJOR, NO DEBE DEJAR DE TOMAR LA MEDICINA

P.- Mi madre, de 63 años de edad, tiene angina de pecho. Con el tratamiento que le dio el doctor le ha disminuido el dolor y entonces quiere dejar de tomar sus medicamentos. ¿Debo permitírselo?

R.- Si el doctor decidió darle medicina porque su mamá tiene angina de pecho, aunque por efecto de esa medicina se sienta mejor, no debe dejar de tomarla. Precisamente la razón por la que se siente bien es porque esa medicina está trabajando. El medicamento que se usa para este tipo de problema lo que produce es dilatación, abre un poco más las arterias coronarias, que son las arterias que llevan la sangre al corazón.

Cuando una persona tiene angina de pecho es porque en un momento dado, cuando está bajo actividad física, o incluso sin estarlo, cuando el corazón demanda que le llegue más sangre porque necesita más oxígeno, si alguna de las arterias está semitapada, se establece un desequilibrio entre la necesidad de oxígeno y el poco aporte del mismo, y esto es lo que produce el dolor de pecho. Este dolor puede progresar y producir una muerte de ese tejido del músculo y eso es un infarto al corazón, lo cual pone en peligro la vida.

Estos medicamentos que su mamá está tomando son dilatadores, permiten que las arterias coronarias conduzcan suficiente cantidad de sangre. Si deja de tomar la medicina tiene riesgos de que un infarto se presente.

LA ALTA PRESION PUEDE TRAER MUCHAS COMPLICACIONES, ESPECIALMENTE PROBLEMAS DE CORAZON Y EMBOLIAS

P.- ¿Podría hablar sobre el problema de la alta presión? Tengo 36 años de edad y me dijeron que tengo que cuidarme constantemente.

R.- La presión alta es un problema muy serio que usualmente se presenta después de los 40 años de edad, lo cual no quiere decir que una persona antes de esta edad no pueda tener este tipo de dificultad.

Cuando la alta presión se presenta tempranamente, hay que buscar causas secundarias; es lo que se llama alta presión secundaria, y usualmente son problemas con los riñones o problemas de la obesidad.

Se ha hablado de la obesidad en muchas ocasiones anteriores y se ha mencionado que entre sus muchas complicaciones se encuentra la alta presión, e incluso se puede tener alta presión antes de tener diabetes secundaria a la obesidad.

La alta presión, al igual que cualquier otra enfermedad crónica, puede traer muchas complicaciones, especialmente problemas de corazón y embolias. Estas son bastantes comunes porque muchas veces el paciente no se da cuenta que tiene alta presión, ya que es una enfermedad silenciosa.

Durante este tiempo, sin embargo, el corazón tiene que hacer más fuerza para poder hacer su trabajo, lo cual hace que vaya creciendo poco a poco, porque el corazón es una bomba muscular. Al ir creciendo, llega un momento en que ya comienza a ser insuficiente, o sea, que al contraerse ya no puede expulsar toda la sangre que está en su interior y esa sangre se regresa a los pulmones, y es cuando se comienza a experimentar fatiga al caminar o al realizar las actividades diarias. Más adelante hay que aumentar el número de almohadas, o dormir casi sentados, porque al dormir sin almohadas uno se despierta con la sensación de ahogo. Ello se llama dipnea paroxística nocturna y lo que está indicando es que el corazón perdió fuerza, los pulmones se congestionan de líquido y hacen que se tengan problemas para oxigenar.

Esto es común, y cuando más temprano se ponga el paciente en tratamiento más se puede prolongar el funcionamiento del corazón.

Muchas veces el paciente llega al médico cuando ya tienen un edema pulmonar, con una casi total imposibidad de oxigenar, con su cuerpo muy hinchado porque ha retenido mucho líquido, lo cual es un estadío muy avanzado. No hay que dejar que los problemas crezcan, porque aunque con tratamiento todo puede regresar a la normalidad, queda cierto deterioro dado que el corazón fue muy forzado para trabajar más de lo que debía.

Otra complicación bastante común de la alta presión son las embolias o los accidentes cerebrovasculares, los ‘strokes’.

Sabemos que la alta presión no se cura, pero se puede controlar y evitar las complicaciones.

Le invitamos  a contactarnos en los siguientes lugares para información médica gratuita:

Periódicos/ Revistas: El Periódico USA; DeShopping. Radio: KGBT AM (miércoles 10-11:00 am); Radio Esperanza (martes: 11-12:00 a.m); Caracol Radio, Riohacha, Colombia (martes 12-1:00 pm). Televisión: Guajira televisión, Riohacha, Colombia (martes 10-11:00 am); Univisión Ch 48 (sábado 6:30-7:00 am); Televisa Ch 19 (sábado 12:00 mediodía); Telemundo Ch 40 (domingo 9-9:30 am). YouTube: “Hablando de Salud con el Dr. Enrique Griego”