Revelan en México el lado humano del campeón mundial Ricardo Mejía

0
176
EPA/OLIVIER MAIRE

México, (EFE).- El lado humano del mexicano Ricardo Mejía, considerado entre los mejores corredores de montaña de la historia, son la sustancia del libro “El rey de las montañas”, presentado en México.
“Hoy en día todos tienen acceso a los resultados, lo que hubo detrás de ellos en el caso de Mejía es lo que quería dar a conocer”, aseguró a EFE el escritor Ricardo Cuéllar, autor de la obra, publicada por Ediciones Quinto sol.
Mejía es considerado junto al español Killian Jornet como los dos hispanos de mejores resultados en las carreras de “trail”. El libro de Cuéllar enumera sus hazañas, pero se concentra más en las historias mínimas de un hombre de cuna humilde que empezó de cero y fue venerado en Europa desde inicios de este siglo.
Nacido en la Mixteca alta de Oaxaca en abril de 1963, Mejía formó parte de la generación de maratonistas mexicanos que brillaron en las mejores carreras de 42 kilómetros 195 metros en los años 90, sin embargo su salto al estrellato lo hizo después de los 30 años y en una prueba diferente: las carreras de montaña.
“Es un fuera de serie de la altura de Arturo Barrios, quien rompió el récord mundial de 10.000 metros planos, y de Rodolfo Gómez, subcampeón del Maratón de Nueva York. No es poca cosa lo hecho por Ricardo Mejía”, insiste el autor.
Graduado de filosofía y editor de profesión, Cuéllar fue un buen corredor de distancias largas, undécimo en el maratón de los Juegos de la Buena Voluntad de Seattle 1990 y aún está entre los mejores del ránking mexicano en 5.000 metros, distancia que corrió en 13:53 minutos.
Desde hace unos años decidió combinar sus vivencias de corredor de fondo con su formación de editor para escribir de los mejores atletas de México y creó la serie “Biografías noveladas”, en la que el libro de Mejía es la tercera entrada, después de las obras dedicadas a Arturo Barrios y Rodolfo Gómez.
Según cuenta, aunque esta vez asumió la escritura en coincidencia con la pandemia, lo hizo de manera lúdica, como un juego en el que Mejía escribía, a veces con un lenguaje florido o de malas palabras y él editada y coloreaba las historias con los datos duros.
“Sé lo que es sufrir en los entrenamientos y fue agradable compartir. A veces sus groserías le daban un toque a la narración y yo debía editar”, cuenta.
Varias veces campeón mundial, Mejía brilló hasta pasados los 50 años en las mejores competiciones de trail. Triunfos en el Sierre-Zinal, en Suiza; el Pike’s Peak, en Estados Unidos, el Sky Marathon en el volcán Izztaccihuatl, el Alpino Galarleiz, de España, y el Valposchiavo-Valmalenvo, de Italia, sobresalen en su historial.
Sin saber inglés y con apenas 100 dólares en la bolsa, Mejía se fue a la carrera Pike’s Peak, pero no lo esperaron en el aeropuerto y le dio por caminar hasta escuchar a alguien que hablara español. Es una de las historias más conmovedoras de un hombre que no dejó de atender su negocio de ferretería, ni en su mejor momento.
Según Pedro Fletes, el erudito de las carreras de montaña en México, Mejía es de los cinco mejores corredores de la historia, lista en la que también está el español Jornet.
Por años al mexicano le dieron en Europa un trato de estrella del deporte, lo cual cuenta Cuéllar, que hizo un recorrido por la vida deportiva de Mejía, pero sobre todo por su condición de ser humano.
“El otro lado de las hazañas fue lo que escribí”, reconoce el autor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here