Se aseguran fondos por $1.69 mil millones para estudiantes hispanos y desfavorecidos

Congresista Henry Cuéllar (TX-28).

Los beneficiarios de la Beca Pell recibirán hasta 6,495 dólares al año para la matrícula universitaria y el costo de vida, reveló el congresista Henry Cuéllar
 
Especial para El Periódico USA
Washington, D.C. – El congresista Henry Cuéllar (TX-28) ayudó a incluir más de mil 169 millones de dólares en el proyecto de ley de asignaciones del año fiscal 2021 para expandir los programas educativos para estudiantes de bajos ingresos y poblaciones de estudiantes hispanos. Estos programas proporcionan recursos financieros vitales a los institutos de educación superior y a los estudiantes de bajos ingresos y desfavorecidos, lo que les ayudará a completar sus metas educativas.
 “Es imperativo que todos los estudiantes, sin importar el código postal, tengan la opción de ir a la universidad”, expresó Cuéllar durante una conferencia de prensa. “Es por eso que he trabajado arduamente para aumentar aún más el acceso a la educación superior, expandiendo la ayuda financiera universitaria y haciendo que los programas federales estén más disponibles para los estudiantes.
“Estos fondos garantizarán que las poblaciones de estudiantes desatendidas reciban las oportunidades educativas que merecen. Como miembro senior del Comité de Asignaciones, me mantengo firme en el apoyo a iniciativas que abren puertas de oportunidades para todos los estudiantes ”.
 “Me gustaría agradecer a la presidenta de asignaciones Nita Lowey, así como a la presidenta del subcomité Rosa DeLauro, por ayudarme a conseguir estos fondos”.
 Por otra parte, el congresista Cuéllar ayudó a aumentar el premio máximo para las becas Pell a $6,495, un aumento de $150 con respecto al año fiscal 2020. Este financiamiento brindará apoyo a los estudiantes con necesidades financieras que no hayan obtenido su primer título de licenciatura o que estén inscritos en ciertos programas de posgrado a través de las instituciones participantes. También aseguró la financiación de las becas Pell durante todo el año o “de verano”, que proporcionarán a aproximadamente un millón de estudiantes en todo el país fondos adicionales para la educación superior.
 Como representante estatal en Texas, el congresista Cuellar estableció el programa de subvenciones Towards Excellence, Access, and Success (TEXAS) que brinda asistencia a los estudiantes con necesidades financieras que buscan una primera licenciatura, un posgrado o un título profesional. Ahora es el programa de subvenciones más grande de Texas que ha podido ayudar a más de miles de estudiantes a continuar su educación superior.  
Asimismo el legislador texano contribuyó para lograr $370 millones para la obtención de conciencia temprana y preparación para programas de pregrado (GEAR UP), un aumento de $5 millones con respecto al año fiscal 2020. Los programas GEAR UP están diseñados para aumentar la cantidad de estudiantes de bajos ingresos que están preparados para ingresar y tener éxito en la educación postsecundaria.
 Adicionalmente asegurar $1.1 mil millones para los programas federales TRIO, programas federales de extensión y servicios estudiantiles diseñados para ayudar a las personas de entornos desfavorecidos a progresar en sus carreras académicas desde la escuela secundaria hasta los programas de posgrado. Estos programas sirven principalmente a estudiantes universitarios de primera generación de bajos ingresos, así como a estudiantes con discapacidades, veteranos, jóvenes sin hogar, jóvenes de crianza temporal e individuos subrepresentados en la educación de posgrado.
 Hizo mención que se logró obtener la cantidad de $46,623,000 para el Programa de Asistencia Universitaria para Migrantes (CAMP) y el Programa de Equivalencia de Escuelas Secundarias (HEP), un aumento de $1 millón con respecto al año fiscal 2020. CAMP ayuda a los trabajadores migratorios o de temporada a inscribirse en su primer año de estudios de pregrado en instituciones de educación superior, mientras que HEP ayuda a los trabajadores migratorios o de temporada a obtener servicios educativos equivalentes a la escuela secundaria. Ambos programas garantizan una educación de calidad para los estudiantes que de otro modo no tendrían los medios para acceder a la educación superior.

Comparte tu opinión.