19 C
McAllen
Thursday, September 29, 2022
InicioPortadaSe disparó venta de autos usados en Texas

Se disparó venta de autos usados en Texas

• Por pandemia: 13.5%

Por José Luis B Garza

Un nuevo informe de CoPilot, empresa que analiza qué estados experimentaron el mayor aumento en las compras de vehículos usados ​​durante el impacto de COVID-19 en la Unión Americana encontró que el gasto en automóviles usados ​​en Texas aumentó un 13,5  por ciento durante la pandemia, un cambio total de 2200 millones de dólares.

Si bien los primeros meses de la pandemia vieron una menor demanda de vehículos debido a que las personas evitaban viajar y trasladarse al trabajo, el mercado de vehículos se recuperó con fuerza desde la segunda mitad de 2020.

Sin embargo, un desafío persistente ha sido la oferta. Los brotes de COVID-19 en los últimos dos años han interrumpido las cadenas de suministro globales y los fabricantes de automóviles se han visto particularmente afectados.

Con un número limitado de vehículos nuevos que llegan al mercado, los modelos usados ​​se venden con una prima significativa.

Los investigadores calcularon el cambio porcentual en el gasto total de automóviles usados ​​entre 2019 y 2020 y clasificaron a los estados en consecuencia.

Así, Texas llegó al aumento del 13,5 porcentual en las compras de automóviles usados ​​durante el Covid-19.

La inflación fue tema recurrente en la economía estadounidense durante la mayor parte del año pasado. Los aumentos año tras año en el Índice de Precios al Consumidor han alcanzado sus niveles más altos en 40 años, y los consumidores pagan más por gastos que van desde alimentos hasta vivienda y energía. Pero una de las categorías que constantemente ha visto los aumentos de precios más altos en este período inflacionario son los vehículos, tanto nuevos como usados.

Si bien los primeros meses de la pandemia de COVID-19 vieron una menor demanda de vehículos debido a que las personas evitaban viajar y trasladarse al trabajo, el mercado de vehículos se recuperó con fuerza desde la segunda mitad de 2020. Las preocupaciones relacionadas con COVID-19 y las transiciones al trabajo remoto o híbrido han hecho mella en el número de pasajeros del transporte público y, en cambio, más antiguos usuarios del transporte han optado por comprar automóviles.

Las bajas tasas de interés, el fuerte estímulo del gobierno y una economía en recuperación han dado a muchos hogares los medios para comprar vehículos.

Sin embargo, un desafío persistente ha sido la oferta.

Los brotes de COVID-19 en los últimos dos años han interrumpido las cadenas de suministro globales y los fabricantes de automóviles se han visto particularmente afectados. Obtener piezas como chips semiconductores ha sido más desafiante y los retrasos en los puertos de todo el mundo han dificultado el envío de vehículos nuevos.

En total, los fabricantes produjeron aproximadamente 1,7 millones de vehículos menos en 2021 que en 2019, y con una cantidad limitada de vehículos nuevos que llegan al mercado, los modelos usados ​​se venden con una prima significativa, revelan informes especializados.

Según datos de la Oficina de Análisis Económico de E. U., el gasto anual per cápita en autos usados ​​aumentó un 10,9 % entre 2019 y 2020, de $460 a $510. Este aumento fue el segundo aumento anual más alto en casi 25 años. Históricamente, el mercado de vehículos nuevos es propenso a cambios más grandes, pero el gasto en vehículos nuevos sólo aumentó aproximadamente un 2,1 % de 2019 a 2020, de $870 a $889.

El Periódico USAhttps://elperiodicousa.com/
Al servicio de la comunidad hispana del sur de Texas y noreste de México
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments