Texas pedirá al Gobierno el reembolso de los gastos para frenar la migración

Fotografía de archivo del gobernador de Texas, Greg Abbott. EPA/Jim Lo Scalzo/Archivo

(EFE News).- El gobernador de Texas, Greg Abbott, ha solicitado a los directores de las agencias estatales que realicen cálculos de los costos del incremento en el número de migrantes que cruzan la frontera desde México, información que usará para solicitar un reembolso total al Gobierno federal.

En una carta fechada el 27 de abril y dada a conocer este miércoles por medios locales, Abbott pide a los directores que le proporcionen “un cálculo justo y preciso del impacto financiero de la actual crisis fronteriza” en sus respectivas instituciones.

Argumenta que la seguridad fronteriza es responsabilidad del Gobierno federal pero que Texas está soportando la carga financiera.

“Aun cuando el Gobierno federal tiene la obligación de hacer segura la frontera, el reciente incremento en los cruces fronterizos ilegales ha forzado al estado a asignar recursos y gastar dinero para hacer frente a las consecuencias de la crisis fronteriza”, sostiene.

Abbott cita como ejemplo los costos de la recién lanzada Operación Estrella Solitaria, “una operación conjunta del Departamento de Seguridad Pública de Texas y la Guardia Nacional, a través de la cual el estado está gastando millones de dólares cada semana”.

“Adicionalmente, las agencias estatales han recibido quejas sobre maltrato a menores no acompañados alojados en instalaciones operadas por el Gobierno federal para niños migrantes no acompañados”, asevera.

Para hacer el reclamo de reembolso a las autoridades federales, el gobernador pidió a los directores de las agencias estatales que le envíen la documentación relativa a los costos del aumento de la inmigración irregular a más tardar el 11 de mayo.

“Creo firmemente que nuestro estado y nuestros conciudadanos texanos no deben ser obligados a soportar estos costos, y que el Gobierno federal debe reembolsar plenamente al estado”, puntualizó.

En tanto, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, tiene programado hacer este miércoles una visita a la frontera para discutir la situación en la zona con autoridades policiales locales.

La inmigración ha estado en el centro de la batalla política y judicial entre las autoridades del estado de Texas y el presidente, Joe Biden, que nada más llegar a la Casa Blanca en enero pasado comenzó a desmantelar las políticas de su predecesor, Donald Trump, en esta materia.

Paxton ha encabezado varias demandas contra las políticas de la nueva Administración federal y ya le ganó a Biden una vez en las cortes en cuanto a la medida del mandatario demócrata de detener las deportaciones por 100 días, que fue suspendida por un juez.

Comparte tu opinión.