Tortugas de la especie más amenazada se recuperan en Florida de ola de frío

0
318
Fotografía cedida por el Zoológico de Miami donde aparecen dos trabajadoras del Hospital de Tortugas mientras atienden a una tortuga de la especie Lepidochelys kempiiy, la más pequeña de las tortugas marinas y comúnmente conocidas como tortugas loras, en el Zoo de Miami, Florida (EE. UU). EFE/Ron Magill/Zoo Miami /SOLO USO EDITORIAL /NO VENTAS /SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA /CRÉDITO OBLIGATORIO

Miami, (EFE).- Ocho tortugas marinas de la especie más amenazada del mundo reciben tratamiento en un hospital para esos animales situado en el Zoológico de Miami, después de que quedaran incapacitadas debido al frío en Massachusetts (noreste de EE.UU.).
Los animales, de la especie Lepidochelys kempiiy, la más pequeña de las tortugas marinas y comúnmente conocidas como tortugas loras, fueron trasladadas a bordo de un avión de la organización Turtles Fly Too (Las tortugas también vuelan), que aterrizó el pasado viernes en el aeropuerto ejecutivo de Miami.
Ron Magill, jefe de comunicación del zoológico miamense, explicó en un comunicado que “a medida que se acerca el invierno, las tortugas marinas a lo largo de la costa este (de EE.UU.) están sujetas a temperaturas que pueden ser críticas para su salud y, a menudo, las dejan ‘aturdidas por el frío’ e incapacitadas”.
“Sin intervención, muchas de estas tortugas no sobrevivirán”, agregó Magill.
El Hospital de Tortugas del Zoo de Miami abrió el año pasado y es la primera vez que recibe pacientes de fuera de Florida, el estado que por sus cálidas temperaturas suele recibir más de estos animales cuando comienzan las olas de frío en el norte de EE.UU.
Las ocho tortugas loras llegaron a Miami procedentes del Centro Nacional de Vida Marina de la bahía Buzzard, en Massachusetts.
Cada una de estas tortugas todavía no adultas pesan entre tres y siete libras (1,3 y 3,1 kilos).
Una vez recogidas en el aeropuerto, las tortugas fueron llevadas al zoológico, examinadas individualmente y colocadas en tanques de recuperación en el Hospital de Tortugas Marinas.
“El Equipo de Salud Animal continuará brindando la atención iniciada por el equipo en el Centro Nacional de Vida Marina con la esperanza de que las tortugas se recuperen por completo de sus condiciones actualmente comprometidas y eventualmente puedan ser liberadas nuevamente en la naturaleza”, señaló Magill.
El frío les produjo deshidratación, debilitamiento, ojos hinchados y rozaduras en la piel.
El Equipo de Salud Animal del Hospital de Tortugas Marinas podrá hacer un mejor examen de su condición en los próximos días a medida que se aclimaten a su nuevo entorno.
La tortuga lora es la especie de tortuga marina más pequeña y en mayor peligro de extinción del mundo, con una longitud que rara vez excede los dos pies (61 centímetros) y un peso de hasta cien libras (49 kilos).
Su hábitat va desde el Golfo de México hasta la costa este de EE.UU. y Nueva Escocia (Canadá), especie que se alimenta principalmente de cangrejos y otros mariscos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here