Tratamientos hormonales exacerba síntomas de esclerosis múltiple, señala experto

0
35

Por Maricela Palacio García. Enviada

Buenos Aires,  (Notimex).- El uso de tratamientos hormonales para embarazarse exacerba los síntomas de la esclerosis múltiple (EM) en mujeres que padecen la enfermedad, afirmó el director del Servicio de Neurología del Hospital Italiano de Buenos Aires, Edgardo Cristiano.

Durante su participación en el Press Day de Roche, dijo que en los últimos 20 años se duplicó el número de casos de esclerosis múltiple en el mundo, la cual afecta en su mayoría a mujeres en una proporción de tres por cada hombre que la tiene.

Comentó que factores ambientales como la falta de tomar sol que ayuda a la síntesis de la vitamina D, el tabaquismo y un alto consumo de sal están relacionados con el aumento de los casos.

El también director del Centro de Esclerosis Múltiple de Buenos Aires, explicó que se trata de una enfermedad del sistema nervioso central que afecta aproximadamente a 2.3 millones de personas en el mundo, siendo la principal causa de discapacidad traumática entre los adultos jóvenes.

El padecimiento suele diagnosticarse entre los 20 y 40 años, y si uno de los padres la sufre, los hijos son entre 2.0 y 5.0 por ciento más propensos desarrollarla.

Los síntomas más frecuentes son: fatiga, dolor, incontinencia, disfunción sexual, problemas de movimiento y coordinación, problemas de visión, cambios cognitivos y emocionales.

“En los procesos de fertilidad con tratamientos hormonales las mujeres tienen mayor probabilidad de ataque de estos síntomas, aumenta el riesgo de reactivar los síntomas, y por otra parte cuando está embarazada la enfermedad se detiene”, subrayó.

El directivo del Hospital Italiano resaltó que los pacientes pueden tardar años en llegar a un diagnóstico certero y se estima que 30 por ciento están subdiagnosticados.

Actualmente se cuenta con diversos tratamientos para la enfermedad y están en estudio nuevas terapias para detenerla, y quizá contribuirían a reparar el daño en la mielina, que es la capa que recubre y protege a las fibras nerviosas en el cerebro.